El juez de Instrucción Formal de 1§ Nominación, Martín Pérez, indagó ayer en horas de la mañana y hasta pasado el mediodía a los tres detenidos por la muerte del bebé Cristian López, de cinco meses, alcanzado en la cabeza por un disparo ejecutado por su propio padre, en circunstancias que aún no están esclarecidas.

El juez había citado también a declaración indagatoria a la madre de la víctima, pero ésta no pudo hacerlo por prescripción médica. Lo hará recién la semana que viene.

En su testimonio, Cristian Gustavo “Pelado” López (24), padre del bebé, se aferró a la hipótesis del accidente, y aseguró que el arma homicida había sido hallada por él en un basural contiguo a su vivienda. Agregó que ni bien hirió a su hijo se deshizo del revólver arrojándolo a las aguas del río Arenales, desde donde no pudo ser encontrado.

Su hermana, Zulema Georgina Burgos (26), aseguró esta vez que se trató de un accidente y que todas las mentiras vertidas por ella en su momento fueron para proteger a su hermano de una condena penal, ya que él tiene antecedentes en la Justicia.

La mujer contó que estaban celebrando el cumpleaños del “Pelado”, cuando éste llegó al domicilio junto a dos hombres invitados, quienes se ufanaban del arma. El concubino de Zulema, Jorge Gustavo Burgos, dijo desconocer detalles del incidente y se amparó en su derecho a no declarar.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...