Por iniciativa de su vicepresidente segundo, Martín Avila, el Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta aprobó ayer un proyecto legislativo que promueve la demolición del monumento al Combate de Manchalá, sobre la avenida Arenales, dentro de los campos militares.

En los fundamentos, el edil de Memoria y Movilización afirmó que la citada obra reivindica acciones enmarcadas en el Operativo Independencia, con el cual gran parte del Estado se lanzó en 1975 a actos de terrorismo. La resolución aprobada sostiene que dicho operativo fue un “laboratorio de experimentación” de lo que ocurrió después, con el golpe del 24 de marzo de 1976, “cuando todo el Estado se convirtió definitivamente en terrorista”. Sobre tales argumentos se concluyó que el monumento erigido en la Compañía de Ingenieros 5 “resignifica al terrorismo de Estado y los crímenes perpetrados sistemáticamente a la sociedad civil”.

Concejales de la oposición propusieron que la iniciativa pase a comisión y se tomen testimonios a soldados que participaron en el enfrentamiento armado del 28 de mayo de 1975, en Manchalá (Tucumán), antes de adoptar una decisión. No obstante, se impuso la mayoría de votos oficialista y la resolución fue aprobada sin más trámites.

El Combate de Manchalá enfrentó a integrantes del ERP y efectivos del Ejército en las cercanías de Famaillá. Aún hoy aquellos hechos despiertan controversias, al igual que el monumento que se pide remover, ya que algunos lo tienen como una evocación de una heroica acción de soldados, mientras otros lo consideran una exaltación del terrorismo de Estado que se instauró con el Operativo Independencia antes del golpe.

Como fuere, la mayoría del Concejo votó por la demolición y su decisión será comunicada en los próximos días a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, para que impulse medidas en consecuencia dentro de esos terrenos federales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...