“Se cumplió un mes desde que desapareció mi hija y no sé nada de ella. Yo me siento muy mal. Ahora mi nietito de cinco años empieza a preguntar ‘¿Dónde está mi mamá?’ y yo le respondo que está trabajando lejos. Estoy desconsolada sin saber que hacer. El llora mucho. Empezó el jardín solito. El jueves hablé con el juez y me dijo que espere. No sé hasta cuando voy a esperar”, manifestó Carmen Delia Fernández (58), madre de Marcela del Carmen Mamaní (25), la joven desaparecida el 16 de febrero de 2012 y cuyo paradero sigue siendo una incógnita.
La pareja de la chica, José Javier Aramayo (29), alias “El indio”, empleado privado, domiciliado la calle Mar Tirreno 986 del barrio Pablo Saravia, permanece detenido como sospechoso, ya que existen varias denuncias anteriores en su contra por violencia. Además, en el su vivienda, (Aramayo posee una enfermiza adoración por el culto pagano San la Muerte), se hallaron prendas de vestir de Marcela, una bolsa supuestamente con sus cabellos, ropa interior de ella y prendas de él manchadas con sangre, todo esto junto a un altar.
“La Policía secuestró cabellos oscuros que son de mi hija y los van a examinar. Ella y su novio peleaban siempre y en cualquier lado, en la casa, la calle o en el baile. En todas partes él le pegaba. Lo único que pido es Justicia y que ella aparezca con vida y sana. Nunca imaginé que me pasaría esto. No quiero que a ninguna madre le pase lo que me esta pasando a mi en este momento ni sienta la angustia de no saber dónde está su hija y cómo está. Yo ya pienso lo peor como la trata de personas, que se la llevaron lejos. Tal vez Javier la vendió. Muchas cosas se me pasan por la cabeza”, contó la mujer.
Fuentes judiciales informaron que “La madre de la joven declaró el jueves y reconoció que el cabello secuestrado era de su hija. Por el contrario, Aramayo sostuvo que la bolsa tiene cabellos que son de él. El juez de Instrucción Formal 1, Martín Pérez ordenó el envío de esas muestras al CIF (Cuerpo de Investigadores Fiscales) para un análisis morfológico. Además se supo que la pareja solía discutir en zonas descampadas y bajo puentes. Se señalaron algunos lugares como posibles y se ordenaran rastrillajes en los mismos”.
En tanto, portavoces del Ministerio Público explicaron que “recientemente llegó un sobre del magistrado, pero aún no llegó el oficio por lo que no sabemos qué tipo de material se analizará ni la clase de examen. Por protocolo de custodia, el sobre no se abre hasta sino hasta que llega el oficio y luego de eso se lo hace en presencia de testigos. Calculamos que el mismo llegará próximamente”.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...