La fiebre por el "verde" no da tregua. Mientras en Salta los "arbolitos" aseguran que no cuentan con dólares  para la venta en el mercado paralelo, en Buenos Aires la divisa norteamerica cotizó en las cuevas entre 6,06 y 6,14 pesos, y aunque parezca increible, en Rosario llegó a 7,50.

Lo cierto es que los "arbolitos" señalan que temen los fuertes controles que está reralizando la AFIP para hacer casi imposible la compra de dólares.

En el mercado ya empiezan a mostrarse sorprendidos por lo que califican de "falta de reacción" del Poder Ejecutivo para adoptar alguna medida que lleve racionalidad a un mercado cambiario que parece haber perdido el rumbo y está complicando operaciones inmobiliarias y negocios de distinto tipo.

El dólar "blue" subió 3,5 por ciento y los "arbolitos" y "cuevas" del microcentro lo venden casi 37 por ciento más que el precio fijado, y a esta altura casi sin valor, en casas de cambios y bancos, donde también ganó un centavo y cerró a 4,44 pesos comprador y 4,49 vendedor.

Sin embargo, cambistas consultados aseguran que el volumen de operaciones que se registra en el mercado ilegal es "chico" y que el Banco Central sigue siendo un comprador de privilegio y principal demandante, pero lo concreto es que hay miles de operaciones, sobre todo inmobiliarias, complicadas por este cuadro.

El gobierno por ahora se limita a tratar de reprimir la venta ilegal, y por ello inspectores de la AFIP y efectivos policiales clausuraron dos "cuevas", de las miles que habría, que ofrecían dólares a 6 pesos, lo que derivó en una inmediata suba de precios a raíz del mayor riesgo que implica comprar en un mercado ilegítimo.

"Se sintió en el ambiente una merma de negocios. La tranquilidad con la que opera la divisa mayorista lleva a pensar que no habrá grandes variaciones en el corto o mediano plazo. El Banco Central, colaborando en esta estabilidad, continúa actuando como equiparador de la oferta y la demanda según sea necesario", indicó en su informe la casa Puente.

Indicó que el Central se limitó a realizar ventas por cerca de 25 millones de dólares, cuando la rueda comenzaba a operar en niveles de 4,468 pesos por dólar en la plaza mayorista.

"Dicho movimiento logró enfriar la demanda por varios minutos pero no alcanzó para retrotraerla ni para estimular la aparición de nuevos vendedores. De todas formas sirvió para dejar en claro que no permitiría subas mayores por lo menos en el inicio", señaló la casa de cambios.

Con el transcurrir de la rueda, la autoridad monetaria volvió a marcar presencia alzándose con cerca de 45 millones de dólares y terminar con saldo positivo de 20 millones.

De esta manera, la divisa mayorista cotizó al cierre en 4,469 pesos, con una tendencia ligeramente tomadora por el bajo nivel de ofertas.

Según trascendió, en medio de la euforia por la moneda estadounidense, el Gobierno estudia un paquete de medidas para frenar el dólar paralelo, pero hay coincidencia en que si las mismas no incluyen la normalización del mercado formal, será imposible lograrlo.

Si bien en el mercado capitalino el dólar "blue" alcanzó niveles récord, el precio más llamativo y elevado se dio en Rosario -zona sojera por excelencia- donde trepó a 7,50 pesos.

Incluso, operadores señalaron que en algunas casas de cambio se
quedaron sin dólares o bien optaron por suspender las operaciones de compraventa.

En tanto, el real brasileño continuó su carrera declinante y ya acumuló una depreciación de 11,2 por ciento en el año y 9,1 en el mes.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...