Julio Piumato, uno de los principales aliados de Hugo Moyano, reconoció lo que era un secreto a voces: en 2011 el líder de la CGT acordó con el Gobierno nacional un porcentaje de aumento salarial para el gremio de Camioneros que serviría de referencia y techo para el resto de los sindicatos.

“La dialéctica del discurso oficial es muy dinámica. El avance fue en mayo del año pasado hacia la CGT. A Moyano le pidieron que cerrara paritarias en el 24%, que fuera el primero para marcar pauta. Fue una discusión con el Gobierno. Y a los 10 días lo estaban matando en un acto”, reconoció el titular del gremio judicial.

Pero Piumato aclaró que no son los dirigentes gremiales los que “se acercan o no al Gobierno”, sino que son “los gobiernos los que se acercan o alejan de la CGT con sus medidas”.

Además, adelantó que la próxima disputa que probablemente los enfrente con el Gobierno nacional será la participación en el Consejo del Salario que deberá fijar el nuevo salario mínimo, vital y móvil.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...