La escritora chilena Isabel Allende contó en una entrevista en Alemania que consumió marihuana y éxtasis, además de criticar a Sebastián Piñera,y declararse "decepcionada" por Barack Obama.

"Seguro, probé éxtasis y marihuana", respondió la escritora a la pregunta de su relación con las drogas: "Cuando una llega a mi edad ya lo ha probado todo", agregó la autora de "La casa de los espíritus", que concedió una entrevista al diario Frankfurter Rundschau en el marco de la promoción de su última novela, "El cuaderno de Maya".

Según Allende, consumir drogas es "algo que muchos han hecho en su vida sin por eso transformarse en adictos".
La escritora criticó además al actual mandatario de Chile, Sebastián Piñera: "El problema hoy no es tanto que hayamos vuelto a un país machista, sino que tenemos un gobierno de derecha que maneja el país como si fuera una empresa", indicó.
"A Piñera lo único que le importa es lo que da ganancias, pero un país es algo distinto de una empresa -señaló-. Mi único consuelo es que Piñera hasta ahora no tuvo mucho éxito, y la población no siente afecto por él".
En cambio, Allende tuvo palabras elogiosas para la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet: "Muchos de los cambios que introdujo todavía están vigentes. Sigue habiendo muchas mujeres que trabajan en el gobierno y en los ministerios".

La escritora habló de política estadounidense, dado que tiene también esa nacionalidad y vota en el país norteamericano.
"Cuando Barack Obama asumió la presidencia las expectativas que despertó eran tan grandes que no podría haberlas satisfecho nunca. Ha hecho algunas cosas importantes, como la reforma del sistema de salud, cuyos efectos se van a notar en el futuro", señaló sobre el presidente de Estados Unidos.
La escritora criticó sin embargo que "la actual administración estadounidense es la que más latinos expulsó, algo que me deja helada", agregó.

"Obama me decepcionó -admitió la escritora- pero de todos modos voy a volver a votar por él".
En su nueva novela, Allende describe a una abuela chilena que vive en Estados Unidos y que esconde a su nieta adicta a las drogas en una isla de Chile para protegerla de sus perseguidores.
"Pero el modo en que retrato en el libro la adicción y sus consecuencias tiene para mí, lamentablemente, un trasfondo real -agregó-. Los tres hijos de mi segundo marido eran adictos a las drogas", detalló.
Allende admite que la severidad de la abuela que protagoniza la novela le es propia: "Soy una abuela de ese tipo, me ocupé mucho de la vida de mis nietos. A veces también me entrometí, sí, nunca fui una abuela suave y tierna", señaló.

A pesar de reconocer que puede tener explosiones temperamentales, Allende dijo gozar del cariño de su familia, y que todos sus nietos estarán en la celebración de su cumpleaños número 70, el 2 de agosto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...