Que sí, que no, que se retirará ahora para disfrutar de la medalla conseguida y, luego de un tiempo prudencial, volverá. Una serie de especulaciones se abrieron inmediatamente después de que el seleccionado argentino de hockey femenino sobre césped, Las Leonas, perdiese la final olímpica ante Holanda (2-0). Reflexiones referidas al retiro de la mejor jugadora de hockey de todos los tiempos, nada menos, la rosarina Luciana Paula Aymar.

Con lágrimas en su rostro, desconsolada por no poder conseguir el oro olímpico, el único título que le faltó, sus compañeras la alzaron para llevarla en andas y levantarle el ánimo. Cuestión que surtió efecto y el símbolo máximo de Las Leonas recuperó la sonrisa. Su participación en la Selección nacional tenía que coronarse con la presea dorada, sin embargo fue plateada. “Es como si fuera de oro”, amenizó el trámite Aymar, tras perder la final en Londres.

“Falto la de oro, me hubiese encantado pero me siento muy feliz por haber logrado esto y me voy con la frente muy en alto”, manifestó la número 8 de Las Leonas. ­Y cómo no salir con la frente en alto después de una carrera con tantos éxitos, después de haber marcado el camino a seguir y haber dejado un sello de calidad, profesionalismo y convicción que un deportista necesita! Junto a Las Leonas, fueron capaces de construir uno de los equipos más exitosos del deporte argentino. Más de diez años en la cúspide del hockey mundial, más de una década derrochando alegría y levantando títulos avalan dichas afirmaciones. Tiempo en el que se forjaron los valores indispensables que un grupo deportivo debe tener y conservar.

Y en todo ese lapso, la rosarina de 35 años se transformó, en base a su enorme talento, habilidad y liderazgo, en la referente máxima del exitoso plantel argentino, una de las mujeres de mayor peso simbólico en la historia de nuestro deporte. Fue elegida en siete ocasiones como la mejor jugadora de hockey del mundo, cuatro de esas elecciones de manera consecutivas (2007 al 2010). Ningún deportista, sea hombre o mujer, fue considerado más de tres veces como el mejor del planeta en su disciplina, cuestión que la Maga Aymar pudo conseguir. Así como cumplió con otros cientos de sueños y objetivos, conquistas que solo los talentos que nacen de vez en cuando pueden conseguir. Y nuestro país, gracias a Dios, sabe de profetas, de verdaderas joyas deportivas.

Consagrada por la Federación Internacional de Hockey (FIH) como “Leyenda del Hockey”, Luciana Aymar fue nombrada cinco veces más como la mejor del mundo que la leyenda Alyson Annan. También se convirtió en la segunda deportista argentina en conseguir cuatro medallas olímpicas, dos de plata (Sydney 2000 y Londres 2012) y dos de bronce (Atenas 2004 y Pekín 2008). De esa forma equiparó lo conseguido por el yachtista correntino Carlos Espínola, ambos fueron también abanderados de la delegación nacional en los Juegos Olímpicos.

A los siete años de edad comenzó a jugar en el club Atlético Fisherton de Rosario, de donde es oriunda. Dicha institución bautizó con el nombre de la ídola la cancha número uno. A los 13 años, pasó al Jockey Club de esa misma ciudad y en 1997 formó parte del equipo que ganó los Juegos Panamericanos Juniors. Un año más tarde debutó en la Selección mayor. Terminaron cuartas en la Copa del Mundo. Aymar, junto a una generación exitosa de jugadoras, ganó los torneos internacionales más importantes: Copa del Mundo, Juegos Panamericanos y el Champions Trophy. Actualmente, Luciana Aymar es jugadora de GEBA, de Buenos Aires.

Para un grupo tan exitoso como Las Leonas era casi una quimera estar al margen de los flashes y los micrófonos. En los inicios de su carrera apareció como la flaca linda, alta y talentosa con poca exposición mediática. Luego, se convertiría en conductora de TV (Fox Sports 360), en la novia del actor y modelo Michel Gurfi y hasta se la relacionó sentimentalmente con otros deportistas, como cuando desde la Villa Olímpica de Londres se la relacionó con Juan “Pico” Mónaco. Hasta se escribió un libro de su vida, “Corazón de leona”, en el que con más detalles queda en exposición la Aymar deportista pero también la Aymar persona.

Las genialidades que supo hacer con el palo y la bocha la acercaron a los astros futboleros como Maradona o Messi. Capaz de esquivar cuantas rivales tuviese en frente, probablemente Lucha no siga jugando, al menos en la Selección, alejamiento que no hará más que ensanchar su inmensa figura nacional e internacional. Prestigio que supo cultivar en su carrera casi con excelencia.

Frases de Lucha

LOS POBRES

Cuando ves la entrada de Rosario, te querés morir. Es una ciudad divina pero también es una de las ciudades más pobres de la Argentina.

LAS LOLAS

¿Lo de las lolas? Es de lo mejor que hice en mi vida. Creí que me podía perjudicar para el juego, pero sigo igual que antes. Bah, en realidad, creo que mejor todavía...

LA LESION

Estuve 105 días lesionada en 2007, así que aproveché e hice un combo: me operé de las amígdalas y me hice las lolas. Lo de la lesión fue bravo, un edema óseo es muy complicado, muy doloroso y por suerte me recuperé muy bien.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...