¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
19 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Leo Trocello: ?La construcción natural buscan ser amigable con el ambiente?

Lunes, 10 de septiembre de 2012 12:55

Leo Torcello es un hombre como cualquier otro que un día decidió que su familia debía tener un hogar. Es técnico en audiovisuales pero sin temores se animó a levantar su propia casa. Hoy, este constructor tiene su hogar en Barranca de los loros, Traslasierra, Córdoba. En diálogo con El Tribuno explicó cómo fue hacer realidad su sueño.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Leo Torcello es un hombre como cualquier otro que un día decidió que su familia debía tener un hogar. Es técnico en audiovisuales pero sin temores se animó a levantar su propia casa. Hoy, este constructor tiene su hogar en Barranca de los loros, Traslasierra, Córdoba. En diálogo con El Tribuno explicó cómo fue hacer realidad su sueño.

Desde la ventana de su estudio, levantado en abobe, madera y botellas de vidrio se puede ver un paisaje único. Su casa se mimetiza con el ambiente y ese es el objetivo.

¿Cómo son las construcciones naturales?

En mi caso experimenté con una técnica nueva, que es el superadobe. Viendo los videos que hay en internet sobre la técnica me pareció simple y fácil de concretar. Tiene sus cosas pero dentro de todo lo que es construcción es lo más natural que existe, si bien lleva cemento es en una medida mínima en comparación con una construcción convencional. No lleva hierro ni columnas. El sistema de construcción se hace con domos y bóvedas. En mi caso, adoptamos a nuestras necesidades este diseño con superadobe y techos de madera. Además mantiene la propiedades térmicas y sísmicas. La construcción llevó dos años y se hizo con un equipo de tres personas.

¿Cómo es la técnica del superadobe?

La técnica consiste en llenar con tierra tubos de polietileno, agregarle un 5 por ciento de cemento y agua. Entre bolsa y bolsa se coloca alambre de púa para que esto se trabe. Al ir subiendo con los anillos se va cerrando.

¿Ya tenía experiencia en este tipo de construcciones?

Ya había participado en construcciones alternativas. En Córdoba ayudé a levantar una cabaña con adobe encofrado. Después publiqué mi experiencia en la web y desde entonces no paro de recibir consultas de gente que se anima y que se da cuenta que cualquiera que tenga un pedacito de terreno puede levantar su casa. Además,  con poco dinero y saludable.

¿Cómo definirías las construcciones naturales?

Es una forma de construir un hogar que sea amigable con el ambiente, tratando de usar materiales reciclados, usando tierra. Hay una frase del filosofo persa Rumi que dice “La tierra se convierte en oro en manos de los sabios”. La tierra es un material muy noble que se usa desde el principio de la humanidad para la construcción. Lo que se propone es la vuelta a este concepto que es construir con lo que la tierra nos ofrece. Tratando de disminuir el impacto ecológico. Para hacer una casa convencional se necesita mucho cemento, materiales que lastiman a la tierra. Los constructores naturales elegimos está técnica para aportar a un cambio de conciencia y aportar un grano de arena al cuidado del medio ambiente.

¿En cuestión de costos -en comparación con una construcción tradicional- es más económica?

El costo es mucho más reducido. En una casa convencional los materiales son carísimos. En mi casa que tiene 70 metros cuadrados gasté unos 40 mil pesos.

¿Es accesible la colocación de los servicios básicos como agua y energía eléctrica?

No es complicado ni caro. En el caso del baño, en nuestro caso, usamos el sistema convencional. Lo hicimos con tuberías por debajo del piso y en lo que respecta a la instalación eléctrica se hizo en las paredes. No nos privamos de nada. Tenemos luz eléctrica, agua de pozo y usamos gas envasado.

¿La durabilidad y el mantenimiento ¿es igual al de una casa convencional?

Una casa de abobe con revoques de adobe necesita mantenimiento exterior, sobre todo por los efectos del clima. En nuestro caso experimentamos con varios revoques y vimos que el que mejor se adapta y que lleva menos trabajo posterior es el revoque convencional: un salpicado grueso y luego el fino. Se adhiere perfecto por lo que no trae problemas. Hay construcciones de adobe que datan de decenas de años que todavía están de pie. Son materiales nobles que no tienen por qué presentar dificultades.

¿Hay que ser un profesional de la construcción para hacer su propia casa con estas técnicas?

No necesariamente. Yo soy técnico en audiovisuales y todo lo que aprendí para construir mi casa lo hice por internet y consultando con gente que ya había tenido la experiencia. Es cuestión de querer y buscar.

La tendencia de las construcciones naturales ¿se está replicando en otras provincias?

En todo el país. La gente se está animando y el único problema que se está suscitando es sobre los derechos de construcción. Los municipios no tiene permitido el uso de construcciones de este tipo. Todo aquel que comience con su proyecto tiene que averiguar y buscar bien para resolverlo. En Merlo, San Luis, el Colegio de Arquitectura se puso a tono con el tema y ya se permite la construcción en adobe pero en otros casos no. Aquella persona que esté cerca del tejido urbano debe asesorarse porque los permisos para la construcción están acomodados para las hornos de ladrillos, al sistema convencional. A esto hay que tenerlo en cuenta porque en medio de la obra no te puede caer un control y tirarla abajo porque es lo pero que te puede pasar.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD