El administrador del Hospital Materno Infantil, Carlos Moreno, confirmó ayer que se investigarán las versiones que circulan en la institución sobre el posible contagio de sida en una nena que recibió una transfusión de sangre en dicho hospital. Varios profesionales consultados por El Tribuno admitieron conocer esas versiones, pero prefirieron no dar más detalles.

En contacto con una FM local, Moreno admitió que estos comentarios también llegaron a la gerencia administrativa y que se tomó la determinación de investigar.

Hasta el momento las versiones no pudieron ser confirmadas, pero se conocieron a fines de agosto cuando, al parecer, un grupo de abogados ingresó al edificio y reclamó a viva voz la presencia de las autoridades a quienes responsabilizaron por el contagio de sida en una menor.

Cabe recordar que en aquel momento el gerente del hospital era el doctor Martín de la Arena, quien finalmente fue desplazado de su cargo por el escándalo de la grabación en la que un grupo de médicos busca ponerse de acuerdo sobre los argumentos para justificar un probable caso de mala praxis en un menor que falleció, al no recibir atención médica a tiempo y que hoy es investigado por la Justicia.

Pero las versiones sobre el contagio de sida a la menor, que tendría entre 9 y 11 años y sería paciente del área de Oncohematología Pediátrica, se sitúan a partir del pasado 30 de agosto, antes del mediodía, en el Hospital Materno Infantil. A ese lugar llegaron abogados y hubo una fuerte discusión que terminó cuando los letrados se retiraron. La situación casi culmina en un escándalo en el que médicos, técnicos y pacientes habrían sido involuntarios testigos.

Pero la sospecha comenzó a crecer y las versiones tomaron más fuerza horas después cuando, cerca del mediodía, el Gobierno comunicó que se aceptaba la renuncia de Martín de la Arena al frente del hospital.

Siendo así, el alejamiento de De la Arena habría tenido un doble disparador: la muerte del menor de 11 años y el contagio de sida en la nena.

También confirmaría que el médico no presentó su renuncia, sino que el Gobierno habría determinado su desplazamiento. Al ser consultado por El Tribuno, De la Arena aseguró anoche que durante sus gestión “no hubo ninguna denuncia de este tipo. No tengo nada para decir; yo ya no estoy en el hospital”, aseguró tajantemente tras ser consultado sobre las versiones de las que hablan sus colegas.

Tras su alejamiento, De la Arena no volvió al hospital y se sabe que está de licencia y que a su retorno volvería como coordinador en el Centro Regional de Hemoterapia, lugar donde era director antes de asumir como gerente del Materno Infantil.

En la mañana, en diálogo con FM Aries, Carlos Moreno había reconocido las versiones. “Estoy investigando qué pasó”, dijo Moreno, y aseguró que cuando tenga más información será pública. El Tribuno quiso comunicarse con Moreno pero los intentos fueron infructuosos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...