Novak Djokovic, vencedor de las dos pasadas ediciones del Abierto de Australia, jugará la final contra el ganador del encuentro que disputarán esta madrugada (5.25 hora argentina) Roger Federer y el británico Andy Murray.

El pase a la final llegó luego del cómodo triunfo que el serbio logró frente a David Ferrer, por 6-2, 6-2 y 6-1 en la primera de las semifinales.

La paridad en el duelo apenas duró minutos. El buen comienzo de ambos vaticinaba un gran choque, pero un primer punto de inflexión, en el quinto game, pareció mover la estantería del encuentro. Ahí el número uno del mundo puso en aprietos al español y le quebró el servicio. De ahí en adelante, la historia cambió por completo.

“No había forma. Hay que aceptar la tunda y la paliza que me han pegado”, dijo Ferrer, que desde el lunes será el cuarto tenista del ranking mundial tras un inicio de temporada en el que conquistó Auckland y fue semifinalista en Doha y Australia.

El serbio, por su parte, no le dio chances a Ferrer ejecutando notables tiros, y su dominio fue absoluto con un juego pletórico de agresividad y precisión, durante los 89 minutos de partido.

"No creo que pueda jugar mejor que hoy ( por ayer). Ha sido uno de los mejores partidos de mi carrera”, aseguró “Nole” luego del partido. En referencia a la otra semifinal, agregó: “¿Quién se puede perder ese partido?”.

De esta manera, el actual defensor del título autraliano se encuentra por tercera vez consecutiva con un lugar asegurado en la final.

La mencionada final se jugará este domingo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...