El bailarín clásico Maximiliano Guerra sostuvo que “Bailando por un sueño” contribuyó a la banalización de la danza. “Con la incursión de Piquín en Showmatch, el primero que transgredió no fue Hernán, fue Tinelli, que llevó la danza a la tele de esa forma masiva y popular”, dijo el artista en revista Noticias.

Cuando le preguntaron si él hubiera bailado en el certamen dijo: “Yo nunca lo haría. Tinelli me llamó varias veces. Marcelo hace oro lo que toca. Lleva la danza a un lugar que la banaliza a tal punto que hace que la gente que lo consuma no quiera que su hija baile, porque va a tener que mostrar el traste; terminó en eso, que quizás no era la idea”, concluyó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...