Si las pretensiones de Argentina avanzan, el Banco Mundial (BM) dará un crédito por US$ 3.000 millones para mejorar los indicadores educativos, de desarrollo de infraestructura rural y las áreas de salud. La alianza estratégica con el organismo internacional posibilitará que en un plazo de tres años, se reciban los tramos correspondientes al crédito.

Los efectos de la diplomacia financiera necesaria para recurrir al BM y la buena performance en el desarrollo social, dieron buena nota.”La Argentina ha tenido logros muy significativos en la disminución de la pobreza y la promoción de mayor equidad en los últimos años”, dijo el vicepresidente para América latina y el Caribe del Banco Mundial, Hasan Tuluy. El funcionario se reunió recientemente con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino y acordaron el financiamiento de los programas sociales.

El BM es la máxima entidad experta en proyectos de crecimiento que incluye el monitoreo de la finanzas públicas en función del gasto social. Bajo esa lupa de la evaluación de proyectos sustentables, el Banco Mundial se basó en los indicadores de desarrollo humano (IDH) de 2013 y registró qué hace Argentina en materia social.

Este año está en el puesto 45 del IDH, sobre un total de 187 países considerados por el Programa de la ONU para el Desarrollo. Argentina tiene una suba del 0,6% en la mejora global del indicador y es el segundo país latinoamericano mejor posicionado después de Chile, que ocupa el puesto número 40. La lista está encabezada por Noruega, Australia y Estados Unidos.

El “ministro” ya no se quiere ir

HUMBERTO ECHECHURRE

 El ministro, que hace poco se convirtió en el centro de la noticia, cuando le manifestó a una periodista griega que se quería ir de una entrevista, hoy recuperó el protagonismo por partida triple. Aparentemente se lo mandó para que ponga la “cara” en Estados Unidos, en un escenario adverso y lleno de suspicacia; pero que además en los últimos tiempos, tiene reacciones alérgicas con todo aquello que tenga que ver con la Argentina.

A pesar de todo eso, Hernán Lorenzino, hizo avances con los técnicos del FMI informando sobre las principales características del nuevo índice de precios que debutará el año próximo en la Argentina; tuvo tiempo para referirse a lo que significaría para los países emergentes un fallo adverso en materia de deudas, por cuanto una resolución judicial que favorezca a los fondos especulativos, sentaría un peligroso precedente para la economía mundial y tras cartón está a punto de conseguir “fondos frescos” para la Argentina, del exigente BM.

Lorenzino, se mueve como “pez en el agua” en la “Gran Manzana” o la “Capital del mundo financiero”, como se la conoce a Nueva York, a raíz de sus continuas y sistemáticas visitas, explicando que la Argentina en el fondo es buena y parece que esa retórica empezó a dar frutos. Hace años que la Argentina sufre del Banco Mundial el bloqueo de países que se oponen a que se le otorgue financiamiento, algo similar ocurre con el BID, pero ahora Lorenzino parece haber encontrado la llave para abrir puertas, otrora inexpugnables.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...