Las despedidas son dolorosas y a veces es mejor hacerlo a solas. Víctor Alfredo Riggio dejó de ser el técnico de Gimnasia y Tiro en la noche del lunes, tras consensuar su salida con los dirigentes. 

Y hoy por la mañana se despidió a solas del plantel millonario en el vestuario del club. Fue ese momento para explicar el por qué de su partida. Junto al Tano estuvo su ayudante de campo Ricardo Carnielli. No hubo ningún dirigente en la despedida del saliente entrenador, que estuvo casi dos años en el cargo en su segundo ciclo en la entidad de calle Vicente López.

Fueron treinta minutos de diálogo entre los jugadores del albo y el ahora ex cuerpo técnico. Luego de la despedida, el Tano, no quiso dar declaraciones, pero fiel a su estilo, lo enmendó con un “ya vuelvo”.

Luego la emotiva e íntima despedida de Riggio y el plantel de Gimnasia, arrancó con su breve interinato Víctor Cuéllar, quien dispuso trabajos regenerativo para el equipo que jugo en Gualeguaychú.

Pero quince minutos después de la práctica, llegó Ramiro López, titular de la subcomisión de fútbol, para entablar otra charla con el plantel sobre la partida del Tano. El dialogo se hizo mas privado cuando el dirigente se reunió con los referentes del equipo; entre ellos: Leandro Zarate, Matías Ceballos y Sergio Plaza.

Tras finalizar, Ramiro López le confirmó a El Tribuno que el próximo técnico (será Salvador Ragusa) estará en el banco de suplentes este fin de semana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...