Salvador Ragusa apuesta a ganador en esta nueva etapa en Gimnasia y Tiro, más allá que es consciente de haber agarrado una “hierro caliente” en su nuevo ciclo en el club, por la irregular campaña de un equipo que marcha penúltimo, por el golpe anímico y también por no haber armado un equipo “de cero”. Es más, no dirigió a la mayoría de los jugadores del actual plantel. Antes de arribar a Salta y asumir en el albo, Ragusa atendió en exclusiva a El Tribuno: “Cuando Gimnasia me necesite que esté, voy a estar. Es mi casa. Salta me trae tantos recuerdos de cuando mis hijos eran chicos. Llego para reemplazar a un gran amigo que hizo un gran trabajo y lo quiero destacar (Víctor Riggio)”, le tiró “flores” a su colega y antecesor en el cargo.

Ragusa además reconoció que “siempre es un desafío, pero más en este momento. Hay un gran material, un gran equipo. No veo las horas de trabajar con el grupo y levantarles el ánimo. El grupo necesita un respaldo anímico porque es un momento difícil. Siempre vine a este club en los momentos difíciles, pero nos vamos a levantar”.

Horas antes de asumir, el Profe dijo estar “con todas las ganas de dar lo mejor de mi. Haré todo lo posible para que estemos peleando arriba. El candidato era Guaraní y le ganó Tiro Federal, están todos muy parejos”, graficó el técnico de este modo la paridad de la zona Norte, como para animar más a un equipo que viene golpeado y en los últimos puestos.

“No me imaginaba volver ahora, pero se dio así y aquí estoy de nuevo. Que los hinchas tengan paciencia, hay que tirar buena onda, ir a la cancha y alentar a los jugadores. La unión y tirar todos para el mismo lado es lo más importante. El jugador necesita del aliento de la gente y no que insulten a los cinco minutos. Hay que tener fe. Aun en la malaria tenemos que estar todos unidos: hinchas, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes”, fue el mensaje final que le dejó Ragusa a los hinchas del albo.

 El AC saldrá entre dos referentes

Los integrantes de la subcomisión de fútbol del albo manifestaron ayer su intención de “formar un técnico joven” con la llegada de Salvador Ragusa. En este sentido, además de la posibilidad que adelantó ayer El Tribuno de que Luis Rueda sea el ayudante de campo (a Ragusa no le desagrada y el Cóndor se muere de ganas, pero aún no se lo ofrecieron), también se sumó como alternativa otro referente, aunque sorprendió que su nombre se haya tirado sobre la mesa de decisiones, ya que aún está en actividad: Sergio Plaza. La dirigencia le ofreció ayer el cargo al eterno capitán, pero este aseguró que se tomará unos días para pensarlo. “Aún me siento un jugador. Me veo retirándome en junio y no ahora. Siento que todavía tengo cosas para darle al fútbol. Pero lo voy a pensar”, manifestó el zaguero. Entre hoy y mañana la dirigencia resolverá esta cuestión. Hasta tanto, Ragusa entrenará hoy en doble turno junto a Víctor Cuéllar.

El “jugado” mensaje de bienvenida del DT

Luego de resolver su desvinculación de Central Córdoba de Santiago del Estero en horas de la mañana y de un viaje a Salta al mediodía, Salvador Ragusa arribó al club a las 17.45, e inmediatamente, sin acomodarse y “con lo puesto”, se dirigió a la cancha del club para saludar a sus nuevos jugadores, que se encontraban trabajando bajo las órdenes del PF Víctor Cuellar y que debieron interrumpir su actividad.
El rosarino fue ovacionado en la bienvenida por un puñado de hinchas que lo alentó desde la platea e irrumpió en el campo de juego para lanzar su primer frase rimbombante. “Hay olor a ascenso aquí”, dijo con convicción ante la mirada atónita de jugadores y dirigentes que lo acompañaron en la presentación. Como pocas veces, el Gigante del Norte estuvo colmado de periodistas, simpatizantes y curiosos, testigos del quinto retorno del entrenador a Gimnasia y Tiro.
El DT reunió a todos los futbolistas en el círculo central y brindó un monólogo de alrededor de 20 minutos. Luego de la protocolar presentación, el flamante estratega del albo se limitó a observar los movimientos de cada jugador, sin dar indicaciones ni entrometerse en el trabajo del preparador físico.
Posteriormente, Ragusa mantuvo diálogos individuales con tres jugadores en quienes depositará su consideración: Sergio Plaza (con quien lo une un afecto), Matías Ceballos y Leandro Zárate.
Luego de la presentación, Ragusa tomará hoy el mando real del plantel con la primera práctica oficial de fútbol, de cara a su debut en el banco de suplentes el próximo domingo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...