El dirigente opositor participó ayer del coloquio de IDEA y compartió con El Tribuno su postura sobre el escenario político y económico.

Estamos a pocos días de las elecciones nacionales. ¿Qué cree que puede pasar el 27 de octubre?

Me parece que se van a replicar los resultados de agosto, con la posibilidad de que se profundice la tendencia, pero no espero algo distinto. La gente está muy desmovilizada, parece que ya ha asumido cuáles son las orientaciones generales. Creo que nos encaminamos a unas elecciones generales en las que el Gobierno va a perder las mayorías legislativas que tiene. Vamos a un Congreso más equilibrado y, por supuesto, tras las elecciones se va a comenzar a discutir cuáles son las alternativas de recambio en la administración para diciembre de 2015.

En ese escenario, ¿espera que haya cambios de políticas?

­Tiene que haberlas! La Argentina no soporta la actual sangría respecto de la pérdida de reservas, esto es insoportable. La inflación tampoco puede seguir desconociéndose. Me parece que el Gobierno va a tener que hacer correcciones después de las elecciones.

¿Cuál es la agenda que la oposición le va a presentar a la Presidenta, cuando se recupere, en una etapa con el gobierno sin control del Congreso?

Me parece que la oposición lo que está planteando es la necesidad de mayor institucionalidad, que es el mayor déficit que tiene la democracia argentina. Este es uno de los desafíos para el futuro.

Y en materia económica, ¿cuáles son las prioridades?

La inflación, que es la que está restando competitividad a la economía y haciendo perder las relaciones cambiarias. Me parece que es el tema central.

¿Qué otras inquietudes surgieron en el diálogo con empresarios aquí en el coloquio de IDEA?

Todas tienen que ver con un sistema muy poco predecible, en el cual la concentración en la toma de decisiones lleva muchas veces a la arbitrariedad.

¿Visualiza algún cambio en las grandes líneas del Gobierno?

Sí, me parece que ha terminado la “política de desendeudamiento”, que es un relato que me parece que ha estallado.

La lógica del blanco - negro

El candidato a diputado por el opositor Frente Renovador, Sergio Massa, trabaja para consolidar “una confianza que construimos en agosto y por otro lado tenemos la responsabilidad de aumentar los niveles de confianza de algunos sectores de la sociedad que en agosto no nos eligieron”. El intendente de Tigre participó en el Coloquio de IDEA y a El Tribuno le dijo que desde el Congreso apoyará las propuestas que le sirvan a la gente, porque hay que terminar “con la lógica del blanco, negro”. “Hablar hoy de 2015 es faltarle el respeto a la gente. La inseguridad, la inflación y el desempleo no nos permiten disfrutar del crecimiento. Hubo otros que se pasaron toda la campaña difamando y nosotros elegimos proponer”.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...