El sueño del pibe, esa ilusión de llegar a jugar en la máxima división del club que ama, muchas veces, es difícil de cumplir considerando que los juveniles, en algunos clubes, se ven desplazados por aquellos jugadores de “jerarquía” que vienen de afuera (bien pagos) y no son ni tenidos en cuenta.

Una vez finalizado el Torneo Anual los “chicos del club” se ven obligados a emigrar en busca de clubes que les den continuidad. Este fue el caso de Fausto Apaza e Ismael González quienes, al igual que otros “cuervitos”, encontraron refugio en Pellegrini y ahora disputan el Torneo del Interior.

Los jugadores le contaron a El Tribuno lo que significó salir de Central Norte. “Siempre es bueno estar en Central porque es un club grande; y fue mi segunda casa pero me tuve que ir a buscar otro club para foguearme”, confesó González.

Por su parte, Apaza explicó: “Toda la vida jugué en el club, desde la octava división, y el sueño que uno tiene es jugar en Central Norte y no piensa en otra cosa. Me dolió tener que irme, no voy a mentir. Pero creo que el técnico que está ahora nos dijo claramanet que tenía que "ganar y sacar resultados como sea' y que no nos iba a tener en cuenta. Creo que todo técnico haría lo mismo. Ninguno se jugaría por los chicos. Te duele no jugar; duele tener muchos años en el club y no tener una oportunidad”.

Ante el complicado momento que atraviesa el cuervo, ambos jugadores se mostraron impotentes por el hecho tener que verlo desde afuera.

“Creo que él (señalando a Ismael) cuando jugaba el Anual sentía mucho más la camiseta que los del Argentino A. Creo que muchos jugadores juegan por plata; y los chicos que están en el club juegan por amor en la camiseta. Muchos chicos que tienen el sueño de jugar, lo único que quieren es ver ganar a su equipo; y otros jugadores no entienden eso, pero así es el fútbol”, dijo el volante.

En tanto, González fue más temperamental: “A mí me da mucha bronca porque veo algunos jugadores como Fausto o Flamini que podrían estar peleando un lugar o siendo titulares; pero lamentablemente no les van a dar la oportunidad”.

A pesar de esto, ambos mantienen las esperanzas para que Central Norte pueda clasificar. El amor por la camiseta es más fuerte que la bronca. Pero, ¿hasta cuándo?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...