Inseguridad preocupante. El hecho comenzó en el macrocentro capitalino, cuando un remisero fue interceptado por dos supuestos clientes y llevado a las márgenes del río Mojotoro, donde le robaron el vehículo y 600 pesos de la recaudación.

Según comentó a El Tribuno el damnificado, identificado como Hugo Gómez, el hecho ocurrió “a metros del hospital San Bernardo el lunes pasado a las 21.50. Allí, dos jóvenes bien vestidos, que tenían entre 20 y 26 años, me pidieron que los lleve hacia el barrio Autódromo”, indicó el chofer de un rodado marca Gol Power de la empresa de remises Unión 22, ubicada en Vicente López y Caseros.

“Al llegar al barrio me pidieron que sigamos por la colectora. Pasamos el acceso norte y nos metimos por un camino paralelo. Hasta ese momento íbamos charlando y ellos me dijeron que se habían asentado por ahí junto a otras 50 familias”.

“Pese a que se me cruzó por la cabeza que algo malo me iba a pasar, me tranquilicé cuando vi que ellos conocían bastante bien el camino y me indicaban donde estaban los pozos y los lugares que debía esquivar”.

“Sin embargo, tras manejar durante más de ocho kilómetros, el camino ya era intransitable y les dije que no podía seguir, pero me pidieron que tome otro camino paralelo, que a los pocos metros dio directamente con el río Mojotoro”, aseguró.

“En ese momento, uno de ellos me puso un cuchillo en la garganta y dijo: "No te muevas porque sos boleta'. Me revisaron y sacaron los 600 pesos que tenía, de los cuales 420 eran míos de una recaudación anterior y más de 180 de los viajes que realicé antes de llevarlos a ellos”.

El hombre, entre lágrimas, comentó que los maleantes quisieron dejarlo en ese lugar, pero les suplicó que lo lleven hasta el ingreso de la ciudad.

“Me quebré y empecé a llorar, por lo que les pedí que no me dejen tirado ahí. Me llevaron algunos kilómetros y antes de llegar al puesto de peaje de Aunor me hicieron bajar del coche. "Ahí están las luces de Aunor, quedate tranquilo que vamos a abandonar el auto en el acceso al barrio Autódromo, porque no nos sirve'”, dijeron.

A los pocos minutos Gómez caminó hasta el puesto de peaje, donde pidió ayuda y una camioneta lo trasladó hasta la subcomisaría de barrio Autódromo, donde radicó la denuncia.

Según comentó el damnificado a este matutino, recién ayer al mediodía el coche fue encontrado en El Chamical, paraje ubicado en la ruta provincial 48.

“Me dijeron que el auto tiene el parabrisas roto, le robaron el matafuego y la goma de auxilio”, contó.

“En 20 años como chofer de remises jamás viví un hecho semejante”, finalizó el damnificado.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...