Tras un importante operativo policial, lograron detener a un ladrón identificado como Roberto Flores (28), en inmediaciones a la plaza Moto Méndez, ubicada sobre la ruta nacional 34, en jurisdicción de la ciudad de Tartagal.

El malviviente fue sorprendido cuando atacaba a Gisella Torres, quien circulaba por un sector de la plaza que no tiene iluminación.

El joven llegó hasta el lugar a bordo de una motocicleta de 110 cilindradas junto a un cómplice. Al ver a la mujer, bajó rápidamente y le apuntó con un arma.

En ese momento el lugar estaba lleno de policías de civil que custodiaban la zona escondidos en distintos puntos. Los efectivos estaban en el lugar a raíz de numerosas denuncias por reiterados arrebatos.

Fue entonces cuando uno de ellos escucho al ladrón decirle a la mujer: “Dame todo lo que tenés o te mato”. Entonces, un arsenal de efectivos dieron la voz de alto, lo que generó que el malviviente intentara efectuar disparos, pero milagrosamente ninguna bala salió de la pistola.

La situación, en la que se generó un momento de suma tensión, dio inicio a una persecución de película; ambos delincuentes salieron huyendo a toda velocidad en la motocicleta, pero a los pocos metros, y por razones que se tratan de establecer, abandonaron el vehículo y comenzaron a correr desesperadamente, mientras uno de ellos se daba vuelta y seguía apuntando con el arma que no funcionaba.

Unos metros más adelante, fue atrapado, mientras que su compañero escapó en dirección al barrio Norte Grande, donde fue intensamente buscado por la Policía. Los policías secuestraron el arma, se trataba una Pehuén, calibre 22 largo, sin número de serie. La misma tiene capacidad de ocho alvéolos con carga completa, presentando tres cartuchos con signos de persecución sin que salieran los disparos.

Fuentes policiales informaron a El Tribuno que la zona estaba prácticamente “sitiada” por las fuerzas de seguridad debido a las incesantes denuncias por asaltos y otros hechos delictivos que se dan en el lugar.

Tras una investigación, se logró determinar que en el lugar operaba una banda que, mediante el uso de armas y bajo la modalidad de aprietes, robaba a las personas, preferentemente dinero y motos.

El caso quedó en manos del juez Héctor Mariscal Astigueta, quien ordenó la detención de Roberto Flores bajo el cargo de robo calificado.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...