Hoy se cumplen 16 años de la muerte de la joven Verónica Padovani y su amigo Jorge Cuellar, ambos víctimas de un conductor ebrio que los atropelló en la avenida Tavella, cerca del acceso al barrio San Remo, el 12 de abril de 1997.
El fallecimiento de la joven impulsó a su padre, Raúl Padovani, a aquel recordado viaje a pie hasta Buenos Aires, para reclamar al Congreso Nacional la aprobación de una ley que convirtiera en carcelable la irresponsabilidad frente al volante. Tras 36 días de caminata, al día siguiente de su llegada a la capital del país, el Congreso aprobó la nueva ley.
Al regresar a Salta, Padovani junto a otros familiares de personas fallecidas en accidentes, formaron Padres de Víctimas de Conductores Ebrios e Irresponsables Pavicei), que trabaja en la prevención de accidentes, concientización y educación vial.
Hoy, a las 20, la familia Padovani hará una misa en la parroquia de Bº Bancario para recordar a Verónica. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...