El Comahuesaurus fue hallado junto a restos de entre 10 y 15 dinosaurios del cretácico, característico de la Patagonia.

Científicos argentinos descubrieron en Neuquén los restos de un dinosaurio de una especie desconocida hasta el momento, de unos 120 millones de años de antigedad. Se trata de un ejemplar del grupo de los saurópodos, un cuadrúpedo y herbívoro de unos 15 metros de largo al que bautizaron como Comahuesaurus windhauseni, cuyos fósiles fueron hallados en la localidad de Aguada de León, en Neuquén. José Luis Carballido, investigador del Conicet y el Museo Eugidio Feruglio, con sede en la ciudad chubutense de Trelew, explicó que no se encontró un esqueleto, sino varios huesos diseminados, aunque de todas maneras se pudo obtener una descripción ajustada del animal, durante una expedición realizada el último verano.

En declaraciones a la agencia de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTyS) de la Universidad Nacional de La Matanza, Carballido indicó que “esta nueva especie tenía las patas anteriores más cortas que las posteriores, al revés que los saurópodos que comían de los árboles, los cuales poseían además un cuello larguísimo, características en algún punto semejantes a las jirafas actuales”.

Los restos del Comahuesaurus, en la formación Lohan Cura, de Aguada del León, fueron encontrados junto a restos de entre 10 y 15 dinosaurios del período cretácico, de gran actividad en la Patagonia.

En el mundo ya fueron descubierto al menos un centenar de saurópodos, herbívoros gigantes, varios de ellos en la Argentina, como el gigantesco argentinosaurio, que llegaba a medir unos 30 metros de largo.

“Estos animales morían y sus cadáveres se descomponían a la intemperie o eran cubiertos con sedimentos. Lo que ocurrió, en este caso, es que estos animales fueron pereciendo durante un largo período de años, hasta que posiblemente una fuerte lluvia arrastró y junto sus restos en una depresión”, indicó Carballido.

Diego Pol, experto del mismo museo, sostuvo: “(Se trata de un) descubrimiento importante para conocer cómo era la fauna del cretácico inferior -de antigedad de entre 90 y 120 millones de años-, del que sabemos muy poco en Sudamérica, porque se sabe más del cretácico tardío”.

Pol también dijo que el Comehuesaurus pertenece al grupo de los rebachisaurius, de cuello más corto y menor tamaño dentro del grupo de los saurópodos, muchos de los cuales han sido hallados en Africa, Sudamérica y Norteamérica, “teniendo en cuenta que los continentes estaban unidos en esa época”.

En lo que sí coinciden ambos períodos es en que la Patagonia tenía una abundante vegetación, con lluvias frecuentes que se daban gracias a que la humedad de los vientos del actual Pacífico no encontraban la barrera natural de la cordillera de los Andes, que por entonces no se había formado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...