¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
13 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Se entregaron tres barras de Boca y uno fue excarcelado

Jueves, 30 de mayo de 2013 15:29

La pesquisa a cargo de Manuel De Campos quedó dividida en dos: por un lado, se investiga el caso que terminó con la vida de Enrique Cirino, un vecino de Mataderos que fue agredido por algunos barras de Boca que aparentemente lideraba Mauro Martín (está detenido). Pero, a la vez, mantiene en la clandestinidad a personajes como Maximiliano Mazzaro y Alejandro Wehbe, los otros acusados de participar del homicidio.

Desde esa rama había sido sospechado Pablo Migliore, ex arquero de San Lorenzo y actual del Dinamo Zagreb, por un presunto encubrimiento al número 2 de la hinchada xeneize. Y lo mismo sucedió con Maximiliano Levy. Dos semanas después que el Loco recuperara la libertad, ayer consiguió idéntica situación el único individuo que permanecía tras las rejas a la espera de una definición.

Sin embargo, la causa conexa a la del asesinato de Cirino es la investigación ante una probable asociación ilícita en la entidad de La Ribera entre los "violentos" y algunos miembros de la Comisión Directiva, bajo las sospechas de la emisión de carnets truchos para su posterior "alquiler" y la recaudación de dinero que serviría para mantener a los prófugos. Al menos, eso imagina el juez que entiende el conflictivo caso.

Todavía alojado en la cárcel Carlos Mechetti, jefe del departamento de socios de la institución que sigue en el "ojo de la tormenta", su abogado Marcelo D'Angelo solicitó que Migliore no pudiera salir del país porque considera que acordó un pacto "espurio" con el magistrado, para lograr la liberación a cambio de información clave sobre el tema de los tickets.

Mientras las 51 personas que fueron detenidas en la previa del duelo ante Newell's recuperaron, en su mayoría, al otro día la libertad, el empleado del club "pagó los platos rotos", lo que genera que el resto de los empleado esté en Asamblea permanente y peligre el partido del fin de semana ante Vélez. En tanto, Cristian Garro, Hernán Cantón y Carlos Santacruz, que eran buscados por la Policía Federal, decidieron entregarse a la Justicia para ponerse a disposición y brindar declaración en Tribunales.

Todavía nadie sabe cómo finalizará el tema, pero sí está claro que el juez se muestra decidido a continuar esclareciendo ambos asuntos hasta tanto encuentre a los culpables.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La pesquisa a cargo de Manuel De Campos quedó dividida en dos: por un lado, se investiga el caso que terminó con la vida de Enrique Cirino, un vecino de Mataderos que fue agredido por algunos barras de Boca que aparentemente lideraba Mauro Martín (está detenido). Pero, a la vez, mantiene en la clandestinidad a personajes como Maximiliano Mazzaro y Alejandro Wehbe, los otros acusados de participar del homicidio.

Desde esa rama había sido sospechado Pablo Migliore, ex arquero de San Lorenzo y actual del Dinamo Zagreb, por un presunto encubrimiento al número 2 de la hinchada xeneize. Y lo mismo sucedió con Maximiliano Levy. Dos semanas después que el Loco recuperara la libertad, ayer consiguió idéntica situación el único individuo que permanecía tras las rejas a la espera de una definición.

Sin embargo, la causa conexa a la del asesinato de Cirino es la investigación ante una probable asociación ilícita en la entidad de La Ribera entre los "violentos" y algunos miembros de la Comisión Directiva, bajo las sospechas de la emisión de carnets truchos para su posterior "alquiler" y la recaudación de dinero que serviría para mantener a los prófugos. Al menos, eso imagina el juez que entiende el conflictivo caso.

Todavía alojado en la cárcel Carlos Mechetti, jefe del departamento de socios de la institución que sigue en el "ojo de la tormenta", su abogado Marcelo D'Angelo solicitó que Migliore no pudiera salir del país porque considera que acordó un pacto "espurio" con el magistrado, para lograr la liberación a cambio de información clave sobre el tema de los tickets.

Mientras las 51 personas que fueron detenidas en la previa del duelo ante Newell's recuperaron, en su mayoría, al otro día la libertad, el empleado del club "pagó los platos rotos", lo que genera que el resto de los empleado esté en Asamblea permanente y peligre el partido del fin de semana ante Vélez. En tanto, Cristian Garro, Hernán Cantón y Carlos Santacruz, que eran buscados por la Policía Federal, decidieron entregarse a la Justicia para ponerse a disposición y brindar declaración en Tribunales.

Todavía nadie sabe cómo finalizará el tema, pero sí está claro que el juez se muestra decidido a continuar esclareciendo ambos asuntos hasta tanto encuentre a los culpables.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD