Minutos después de las ocho de la mañana el exsecretario de Asuntos Municipales, Marcelo Cil se presentó de manera espontánea ante la Fiscalía de Delitos Económicos Complejos, a cargo de Guillermo Akemeier.

Cil llegó a la Fiscalía con las escrituras de las propiedades que adquirió en los últimos años.
El funcionario provincial en declaraciones a la prensa acusó que “todo se trata de una maniobra política, porque estamos en un año electoral”.
También argumentó que todos los bienes que posee son lícitos gracias a grandes sacrificios laborales.
Cil dejó en claro que trabaja desde los 18 años, cuando comenzó como pasante de la administración pública, luego fue entrenador del Club Gimnasia y Tiro y también empleado de una AFJP, antes de obtener un cargo público en el Gobierno Provincial, en el cual aseguró ganar 17 mil pesos.
Con respecto a su vida privada aseguró que contrajo matrimonio con una mujer de buenos ingresos económicos y que al momento de realizar su declaración jurada, sólo declaró los bienes que le corresponden, ya que se encuentra tramitando el divorcio.

La declaración jurada

En la declaración jurada de Cil figura que compró entre el 2008 y 2010 una casa en Tres Cerritos, valuada en más de tres millones de pesos, un lote en La Calderilla, un departamento en pleno centro de Jujuy, un departamento en barrio Parque La Vega y una cochera en el centro de Salta.

El denunciante

La denuncia contra el funcionario fue realizada por el dirigente de la UCR y exconcejal Carlos “Uluncha” Saravia, quien apunta que el funcionario se habría enriquecido como operador de las obras públicas que la Provincia ejecutaba en los municipios.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...