El dólar ganó ayer siete centavos en el mercado paralelo y se comercializó a 8,05 pesos por unidad para la venta en la ciudad de Buenos Aires, al suavizarse las presiones oficiales sobre los cambistas, mientras que el billete oficial subió a $5,37.

Operadores dijeron que se registró una mayor actividad en las “cuevas” de la zona financiera porteña en comparación con días anteriores, cuando el dólar “blue” se mantuvo paralizado por debajo de los 8 pesos y se concretaban escasas operaciones.

Si bien las presiones oficiales disminuyeron, después de haber logrado que la divisa estadounidense perdiera 2,50 pesos en las últimas semanas tras alcanzar el récord histórico de $10,45 el 8 de mayo último, los cambistas permanecían en estado de alerta por temores a inspecciones sorpresivas.

El billete norteamericano se negoció a 8 pesos para la compra y 8,05 para la venta, con una brecha del 50 por ciento con respecto a la cotización oficial del dólar, que ayer pegó un salto a $5,37 modo vendedor en los principales bancos y casas de cambio porteñas.

En la peatonal Florida y sus alrededores, los “arbolitos” ofrecían incluso dólares a 8,25 para la venta.

El Banco Central, por su parte, compró US$ 40 millones en un intento por abastecer sus reservas internacionales, las cuales bajaron 17,4% desde que el Gobierno instauró el cepo cambiario en octubre de 2012 hasta el último día hábil de la semana pasada, al caer a US$ 38.348 millones, con un drenaje de US$ 9.200 millones en ese lapso, según un informe elaborado por la consultora Economía & Regiones (E&R).

Operadores dijeron que el “blue” se descongeló.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...