La Iglesia católica boliviana lamentó ayer el debate surgido en las últimas semanas en el país en torno de la posible despenalización del aborto, que calificó de “política imperialista” para controlar la natalidad.

El mensaje fue lanzado por el arzobispo de la región oriental de Santa Cruz, Sergio Gualberti, que durante su homilía en la misa dominical sostuvo que es muy triste que nuevamente se quiera imponer leyes de muerte como la despenalización y legalización del aborto, que analiza el Tribunal Constitucional (TC) de Bolivia.

Según un comunicado del Arzobispado de Santa Cruz, Gualberti también lamentó que se pretenda “desconocer que la vida humana inicia al momento de la concepción de una persona y no con el nacimiento de la criatura” mediante una modificación que, según dijo, se busca introducir en la nueva ley de la niñez y juventud.

“Estas iniciativas de muerte son impulsadas por fundaciones extranjeras que, contando con grandes medios económicos a su disposición, presionan e imponen estas políticas imperialistas con el fin no declarado de lograr el control de la natalidad y la limitación de la población de los países en vía de desarrollo como el nuestro”, dijo.

El aborto está penalizado en Bolivia salvo en caso de embarazos producto de violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro, incesto y cuando la vida de la madre esté en riesgo, pero para practicarlo en alguna de estas situaciones se requiere un permiso judicial previo.

En las últimas semanas, la despenalización del aborto ha generado polémica entre quienes respaldan esta medida y quienes la rechazan, después de que el presidente del TC, Ruddy Flores, revelase que el tema es debatido en ese organismo.

El TC debe responder a un recurso planteado por una diputada que cuestiona varios artículos del Código Penal, que penaliza el aborto y solo lo autoriza en algunas circunstancias. El presidente boliviano, Evo Morales, sostuvo el viernes que el aborto “es un delito”, pero anunció que analizará con sus ministros el debate en torno de su despenalización.

Gualberti señaló ayer que es incomprensible que grupos locales y algunas autoridades den su apoyo a esas iniciativas que van en contra de los esfuerzos y estrategias que se están haciendo en el país para que se reconozca el derecho a la autodeterminación en todos los ámbitos y se respeten las creencias y culturas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...