El Vaticano presentó ayer la primera encíclica del papa Francisco, “Lumen fidei” (La luz de la fe), en la que destaca la necesidad de recuperar la fe en una época en que esta “es vista como una ilusión, un salto al vacío que impide la libertad del hombre”, según reza el documento.

Se trata de la primera encíclica en la historia redactada “a cuatro manos”, es decir por dos pontífices, ya que el texto asume lo escrito por el papa emérito Benedicto XVI, con nuevas contribuciones del argentino Jorge Bergoglio, cuatro meses después de su elección.

Esto también configura una novedad en el Vaticano, pues resulta el Papa que más pronto dio a conocer una encíclica durante su papado. Otros pontífices tardaron muchos más meses o incluso años en dar a luz documentos similares.

A propósito, los dos papas, que conviven en la ciudad del Vaticano, volvieron a abrazarse ayer públicamente durante la inauguración de una estatua del arcángel San Miguel en los jardines vaticanos.

 La fe tiene carácter luminoso

“Es urgente recuperar el carácter luminoso propio de la fe, pues cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo”, subraya el papa Bergoglio en el texto dirigido a los obispos y fieles católicos del mundo.

En el texto, de 85 páginas, el Papa asegura que si desapareciera la fe en Dios “se debilitaría la confianza entre los hombres, que quedarían unidos solo por el miedo”.

“Por esta razón no debemos avergonzarnos de confesar públicamente a Dios, porque la fe ilumina la vida social”, asegura y señala, asimismo, que la fe de hecho no es un presupuesto que hay que dar por descontado, “sino un don de Dios que debe ser alimentado y fortalecido”.

 No se impone con violencia

Francisco recuerda que “el creyente no es arrogante”, que “la fe no es una verdad que se impone con violencia” y que “no es un refugio para gente sin coraje, sino la dilatación de la vida, una luz para la vida en sociedad. La fe no es algo privado, una concepción individualista, una opinión subjetiva”, dice y añade que ilumina también las relaciones entre los hombres. “La fe está al servicio concreto de la justicia, del derecho y de la paz. Es un bien para todos, es un bien común”, agrega.

En el texto, citando a Juan Pablo II, dice que la fe y la razón se refuerzan mutuamente, que los sacramentos son fundamentales para la transmisión de la fe y que el primer ámbito que la fe ilumina es la familia.

Asimismo, el Pontífice destaca que el matrimonio es la unión estable entre un hombre y una mujer y los exhorta a cultivar la fe en la familia, con los hijos.

“La Fe sin verdad, no salva”, asegura el Papa

Cuatro meses después de llegar al pontificado, el papa Francisco publicó ayer su primera encíclica en la que subraya la necesidad de recuperar la fe en el mundo actual “en el que la fe es vista como un salto al vacío que impide la libertad del hombre”.

Francisco asegura también que la fe no es intransigente y el creyente no es arrogante y que la fe “sin verdad, no salva”.

El papa Bergoglio reitera que el matrimonio es “la unión estable entre un hombre y una mujer” y exhorta a la pareja a cultivar la fe en la familia, con los hijos.

La encíclica ha sido escrita en un tiempo récord y en la misma Francisco recoge las reflexiones sobre la fe escritas por Benedicto XVI antes de renunciar al papado, por lo que está considerada como escrita a cuatro manos y se suma a las encíclicas de Ratzinger sobre la caridad y la esperanza.

El Papa desvela que Benedicto XVI ya había prácticamente completado esta encíclica. “Se lo agradezco y asumo su valioso trabajo añadiendo al texto algunas aportaciones”, señaló, por lo que los observadores vaticanos la consideran la primera de Bergoglio y la última de Ratzinger .

También señala que los jóvenes, “que atraviesan una edad tan compleja” deben sentir la cercanía y la atención de los padres y de la comunidad eclesial.

Destaca la importancia de las Jornadas Mundiales de la Juventud -la próxima será del 22 al 28 de julio en Río de Janeiro- y dice que son momentos en los que los chicos “manifiestan la alegría de la fe, ya que aspiran a una vida grande”.

Francisco sostiene también que la fe está unida a la esperanza y hace un llamamiento: “No nos dejemos robar la esperanza, no permitamos que la banalicen con soluciones y propuestas inmediatas que obstruyen el camino”.

La encíclica “Lumen fidei” fue firmada por el Pontífice el pasado 29 de junio, festividad de San Pedro y San Pablo, los patrones de la Iglesia. Tiene una introducción, cuatro capítulos y una conclusión.

FOTO NOTICIA

Un propuesta para el Nobel de la Paz

Familiares y amigos de víctimas del atentado contra la sede de la AMIA se entrevistaron ayer en Santa Marta con el papa Francisco, a quien le informaron que lo propondrán como candidato a recibir el Premio Nobel de la Paz. Francisco manifestó que él no acostumbra a recibir esos premios distinguidos, pero que al tratarse de una iniciativa de familiares de víctimas de la mutual judía no podría oponer se.


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...