Las Canasta Básica de Alimentos y la Canasta Básica Total parecen no tener techo. Todos los meses se registran subas en los valores de los alimentos y productos de higiene, motivo por el que el congelamiento de precios no se cumple un 100%, tal como se prometió cuando se firmó el acuerdo entre el Ejecutivo nacional y las cadenas de supermercados.

Los resultados: hoy para no caer bajo la línea de pobreza un salteño necesita $4.200,14 por mes. Aunque bastante menos para no caer en la indigencia: $1.834,12.

Los datos corresponden al relevamiento que el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) realiza en Salta junto con la agrupación Barrios de Pie. Y cuyos valores se alejan sustancialmente de los que el Indec publica sobre la canasta.

El coordinador del instituto, Gustavo Faqhuarson sostuvo que “la situación es compleja. La canasta sigue subiendo sobre todo en productos básicos como las harinas los fideos y los principales cortes de carne. El esfuerzo del Gobierno para frenar esto, no funciona. No sirve lo que hicieron”.

La variación del precio entre junio y julio de este año fue del 4,46%, tanto para la Canasta Básica Alimentaria como para la Canasta Básica Total. Ahora, si se compara la variación que hubo entre septiembre de 2012 y julio del corriente año, el incremento registrado por Isepci es de 22,73% para la Canasta Básica y del 26,03% para la Canasta Total. En tanto que los aumentos en lo que va de este año, alcanzaron el 16,29% y el 18,89% respectivamente.

“El congelamiento de precios no sirvió. Eso quedó claro. Arrancó mal desde un comienzo, porque se trata de un paquete de productos congelados que incluye muchos que no son de primera necesidad como el vino, las cremas y hasta fernet. Incluso los productos que están congelados son los más caros”, añadió Faqhuarson.

Piden cambios en la canasta

Las instituciones no gubernamentales que llevan adelante mediciones de la canasta alimentaria insisten en la necesidad de que se revean los alimentos incluidos y los gramajes contemplados para cada uno, ya que data de la década del 80.

Pobreza en la Ciudad y el interior

La cantidad de personas que se encuentran dentro de la pobreza en la Ciudad de Salta asciende a 199.039, según los cálculos de Isepci.

Es decir personas que no llegan a los $4.200 necesarios para pagar los alimentos que el Indec considera necesarios por mes para una familia tipo (4 personas), ni los servicios contemplados.
Mientras, calculan que, también en la Ciudad, son 37.643 indigentes, grupo de personas que no pueden llegar siquiera a cubrir los $1.800 necesarios para comer.

El titular del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo (Ielde) de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), Jorge Paz, difundió meses atrás datos duros sobre la pobreza en Salta. El economista e investigador del Conicet sostiene que en toda la Provincia de Salta hay 360.000 personas bajo la línea de la pobreza, una cifra considerablemente mayor a la estimada por el último censo de 2010.

Los cuestionamientos al alto nivel de pobreza que se registra en Salta, está vinculado no solo a que a que durante los últimos años la provincia recibió una cantidad de recursos que superaron ampliamente lo recibido años atrás.

Los departamentos del interior de Salta son los más castigado en término de pobreza. Sobre todo, San Martín y Orán. En este último, las localidades que lo integran tienen serios problemas no solo de pobreza sino de indigencia. En Colonia de Santa Rosa, el 50% de las familias recibe ayuda del Estado para vivir.
Las escasas fuentes laborales junto con las profundas necesidades se combinan para perpetuar una marcada situación de vulnerabilidad social.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...