Arrancó con una sonrisa. Sanidad comenzó bien el decagonal que hace disputar la Liga Salteña, en el que están en juego tres plazas al Torneo del Interior y el cincuenta por ciento del título de campeón.

El enfermero le ganó dos a uno a Unión, sin ser muy vistoso y apostando a la precisión de sus atacantes.

Sanidad sumó como refuerzo a Damian Monges, quien ayer jugó en el equipo titular. Y no falló. El delantero convirtió el primer gol de Sanidad, aprovechando un rebote que cedió el arquero de Unión. Luego de eso, el equipo de Aldo Cortez tuvo más dominio del balón, pero no logró concretar las situaciones de gol que se le presentaron en los pies de Martín Ríos.

En el segundo tiempo Unión salió decidido a revertir la situación y acorraló a Sanidad durante los primeros minutos. A pesar de eso, el verdolaga no logró profundidad y no pudo lastimar; además, el arquero Gerardo Carrizo tuvo una buena tarde.

Promediando la media hora Unión comenzó a sentir el cansancio y perdió ritmo. Sanidad volvió a tener el dominio gracias al buen trabajo en el mediocampo de Augusto Gerónimo, quien coronó su buena labor convirtiendo el segundo gol. Unión, con mucho amor propio, siguió insistiendo y logró descontar en los últimos minutos: Francisco Pérez, de cabeza, marcó el gol del verdolaga.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...