Luego de que la Suprema Corte de Justicia bonaerense ratificara la condena de 15 años de prisión contra Julio César Grassi, pidieron la detención del sacerdote sentenciado por abuso agravado y corrupción de menores.

El abogado querellante, Juan Pablo Gallego, quien calificó como “definitiva” la medida judicial del máximo tribunal de Buenos Aires, elevó este pedido en los tribunales de Morón. El miércoles había adelantado que también iba a pedir un agravamiento de la pena: 37 años de prisión, en lugar de los 15 actuales.
“No tiene más recursos para avanzar. Los jueces han comprobado su culpabilidad”, dijo el letrado, en un diálogo con Todo Noticias. En la misma entrevista señaló que el siguiente paso era “ordenar su detención” para que Grassi empezara a “cumplir la condena”.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...