¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
16 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Siguen las protestas contra la realización del mundial

Sabado, 17 de mayo de 2014 18:42

A escasos 25 días del inicio del Mundial, Brasil enfrenta una lluvia de protestas que el gobierno espera disminuyan conforme se acerca la fecha, aunque ya prepara las fuerzas del orden para que nadie arruine la fiesta. El último de los enfrentamientos ocurrió la noche del viernes en Sao Paulo, sede de la inauguración del Mundial, cerca del aeropuerto internacional de Guarulhos. Unas 50 personas reclamaban mejoras en las vías de acceso a su barrio y, según policía, un grupo de estas saqueó una tienda de fuegos artificiales y empezó a lanzarlos contra la tropa. Varios vehículos fueron destrozados y la policía los dispersó con bombas lacrimógenas y balas de goma. Un día antes, unas 10.000 personas marcharon en varias ciudades de Brasil en manifestaciones por mejoras salariales y descontento por los altos gastos del Mundial, entre otros reclamos. Si bien esta cantidad dista mucho del millón de personas que salió a las calles en junio de 2013 durante la Copa Confederaciones en demanda por mejoras en salud, educación y transporte, muchas de las protestas suelen terminar en violencia y destrozos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A escasos 25 días del inicio del Mundial, Brasil enfrenta una lluvia de protestas que el gobierno espera disminuyan conforme se acerca la fecha, aunque ya prepara las fuerzas del orden para que nadie arruine la fiesta. El último de los enfrentamientos ocurrió la noche del viernes en Sao Paulo, sede de la inauguración del Mundial, cerca del aeropuerto internacional de Guarulhos. Unas 50 personas reclamaban mejoras en las vías de acceso a su barrio y, según policía, un grupo de estas saqueó una tienda de fuegos artificiales y empezó a lanzarlos contra la tropa. Varios vehículos fueron destrozados y la policía los dispersó con bombas lacrimógenas y balas de goma. Un día antes, unas 10.000 personas marcharon en varias ciudades de Brasil en manifestaciones por mejoras salariales y descontento por los altos gastos del Mundial, entre otros reclamos. Si bien esta cantidad dista mucho del millón de personas que salió a las calles en junio de 2013 durante la Copa Confederaciones en demanda por mejoras en salud, educación y transporte, muchas de las protestas suelen terminar en violencia y destrozos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD