Una nueva jornada de movilización y asamblea de los denominados Docentes Unidos de Salta se llevó a cabo ayer en la capital salteña.

Con las fuerzas debilitadas, los educadores no lograron alcanzar las grandes convocatorias de las marchas anteriores, sin embargo estuvieron presentes los delegados de todos los departamentos del territorio provincial.

Si bien ratificaron las pretenciones sobre los 5.500 pesos de salario básico, el malestar generalizado estuvo centrado en el incumplimiento del pago del aguinaldo que fue abonado sin tener en cuenta los ítems denominados “no remunerativos”.

Por otro lado, los docentes siguen sin poder tener sus recibos de sueldo, pero, luego de retirar el dinero de los cajeros, aseguran que los aumentos fueron lo que denominaron una “burla”.

“Al final cobramos solo 200 ó 300 pesos más en este aguinaldo; por eso estamos indignados”, dijo el referente de Orán, Leandro Alagastino.

La marcha se movilizó, en la mañana de ayer, por las calles del centro e hicieron una especial parada en la sede central de la Asociación Docente Provincial (ADP) donde reclamaron la presencia de su titular, Patricia Argañaraz. Finalmente, decidieron convocar a un paro por tiempo por tiempo indeterminado, que comenzará a partir del primer día de clases luego de las vacaciones de invierno.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...