El ministro de Planificación, Julio de Vido, continuaba internado esta mañana en el sanatorio Otamendi, a causa de una hemorragia digestiva, pero su salud "evoluciona favorablemente", al tiempo que pasó la noche "estable" y "consciente".
El martes por la noche De Vido fue internado de urgencia en terapia intensiva en el Otamendi, ubicado en el barrio porteño de Recoleta, a raíz de una hemorragia abdominal. "El paciente Julio De Vido se halla internado en el Servicio de Terapia Intensiva como consecuencia de una hemorragia digestiva. Su evolución es favorable. El sangrado se ha controlado y los parámetros clínicos y de laboratorio son adecuados, por lo cual será trasladado a la brevedad a una habitación de internación general", señaló Arnaldo Dubin, jefe de terapia intensiva del Sanatorio Otamendi, en el último parte médico, dado a conocer el miércoles. De Vido, acompañado en todo momento por su esposa, Alessandra Minicelli, recibió el miércoles la visita de la presidenta Cristina Kirchner, quien fue al sanatorio a interiorizarse sobre la salud de su histórico colaborador. En mayo de 2005, el ministro, un referente de peso del gobierno kirchnerista, debió ser internado tras sufrir una indisposición gástrica, después de participar de un acto en la ciudad bonaerense de Chascomús junto al entonces presidente, Néstor Kirchner. Entonces, los problemas estomacales lo obligaron incluso a abandonar por algunos momentos la tarima donde se ubicaron los funcionarios para seguir el discurso presidencial. Cuando emprendió el regreso a Buenos Aires a bordo de un helicóptero de la Prefectura, De Vido volvió a sentir dolores en el aparato digestivo, por lo que apenas arribó a esta capital fue trasladado rápidamente al Instituto Fleni, ubicado en Montañeses al 2.300, del barrio de Belgrano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...