Diego Maradona recibió hoy el alta médica y al mediodía dejó la clínica donde estuvo internado desde la noche del miércoles por un chequeo general de salud, según informó su hija Dalma cuando abandonaba la clínica Los Arcos, en el barrio porteño de Palermo.
"Mi papá está bien, fue un chequeo de rutina; se internó para ver hasta dónde se podía exigir entrenando", contó Dalma haciendo referencia a que Diego se está preparando para jugar el 1º de septiembre, en el Estadio Olímpico de Roma, en Italia, por la paz en Israel y Palestina.
"Estaba haciendo un doble turno bastante pesado. Para no estar yendo y viniendo, haciéndose una tomografía, la prueba de esfuerzo, como para hacerlo todo junto", agregó en declaraciones a la prensa.
Por su parte, el Chino Maradona, sobrino del exjugador, en momentos en que se retiraba de la clínica, explicó que Diego "quiere estar bien para el partido". "El tema de la internación a la noche fue para que no lo molesten y esté tranquilo", indicó.
Cuando se dio a conocer que el exseleccionador estaba internado comenzaron a rodar todo tipo de trascendidos pero su hija Dalma salió rápidamente a disipar cualquier duda y confirmó que se trataba de un rutinario chequeo de salud programado con anterioridad. "Como ya se filtró que mi papá esta internado, les cuento a todos que es solamente para un chequeo general! Gracias por preocuparse!!!", dijo Dalma en su cuenta de la red social Twitter.
Sin embargo, Diego Maradona tuvo ya varios episodios que pusieron en peligro su vida por consumo de drogas, excesos en la alimentación y bebidas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...