El incremento del 17,21 por ciento en las jubilaciones alcanzará a 202 mil jubilados y pensionados salteños, de acuerdo a datos brindados por la sede local de la Anses. De esta manera, desde septiembre, la mínima jubilatoria subirá de $2.757 a $3.231 y el haber medio aumentará de $5.755 a $6.746.
En diálogo con El Tribuno, Aldo García, presidente de la Asociación de Jubilados de Salta, consideró que la medida anunciada por la presidenta el jueves en Cadena Nacional es insuficiente si se tiene en cuenta que los jubilados y pensionados, en muchos casos, deben costear grandes gastos como medicamentos o tratamientos de salud. "La inflación absorbe el aumento del 17%. Es muy poco", dijo García. "Ahora, para el próximo aumento, hay que esperar hasta marzo. En esos meses se licua incremento completamente", agregó. García comentó también que actualmente la Asociación de Jubilados de Salta nuclea a 10 mil jubilados. De ese total, comentó, casi el 40% percibe la mínima jubilatoria.
Por su parte, el jefe de Anses Salta Norte, Ernesto Martínez, expresó: "El incremento alcanza a más de 200 mil personas en Salta. Se trata de un ingreso adicional para la provincia de 116 millones de pesos mensuales lo cual significa mucho para la actividad económica, particularmente para las economías regionales de los lugares mas necesitados".

Una vieja deuda
Los jubilados salteños todavía esperan que la Nación, a través de la Anses, cancele el pago de las sentencias que le ganaron al organismo previsional por la falta de actualización de los haberes jubilatorios.
El promedio de la sentencia retroactiva es de $200 mil por jubilado, por lo tanto se calcula que la deuda es de alrededor de $180 millones, según el abogado Guillermo Segón. "Anses tiene los fondos pero los destina a otros planes cuando la prioridad deberían ser los juicios", explicó el consultor previsional. El especialista en haberes jubilatorios sostuvo que en Salta hay al menos 9.000 sentencias, aunque todos los meses se generan nuevas.
En la Argentina son 307.368 los juicios en la Cámara Federal de la Seguridad Social. Todos los meses Anses paga 2.000 sentencias, pero al mismo tiempo ingresan otras 3.000 nuevas .
Las demoras en los pagos continúan y se extienden más allá de los plazos previstos legalmente. Sin embargo, en 2009, el Congreso de la Nación sancionó modificaciones a la ley de solidaridad previsional y obligó al Estado a cancelar el pago de las sentencias en su contra en un plazo de no más de 120 días.

Movilidad previsional
Desde Ansés explicaron que la Ley 26.417 establece para el cálculo de la movilidad dos componentes: el aumento de salarios del último semestre y el aumento de los recursos del sistema previsional. De hecho, si se hubiera aplicado la fórmula de remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte) en lugar del índice de movilidad jubilatoria entre marzo de 2009 y septiembre 2014, el aumento para las jubilaciones hubiera sido de 303% en vez de 368%. Y la mínima sería en septiembre de $2781,31 en lugar de $ 3231. O, si en su lugar se hubiera aplicado el índice de salarios (conocido como Badaro para ajustar jubilaciones y pensiones), el incremento total comprendido entre 2009 y 2014 sería de 249%, resultando la jubilación mínima en septiembre $2407,33.
La ley determina, asimismo, que la movilidad previsional nunca podrá ser negativa, es decir, si para un período la evolución de las variables de la economía fueran negativas, los haberes de los jubilados y pensionados no disminuirían.
$ 200.000
$200.000
Es el promedio de la sentencia retroactiva por jubilado, que esperan cobrar del Anses.
Jubilados
9.000
Son las sentencias que se dictaron en nuestra provincia y todos los meses se generan nuevas.
Anses
120
son los días de plazo que el Congreso dio al Estado para cancelar el pago de las sentencias.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...