Guillermo Francisco Reyes tiene 22 años. Trabaja en una finca cercana a Hipólito Yrigoyen, y el 31 de agosto, como lo hacía en forma habitual, salió para cumplir con su jornada laboral, pero nunca más volvió a su casa. Su familia radicó la denuncia en la Comisaría Nº 22 de Yrigoyen. Al momento de desaparecer, el joven vestía pantalón negro con franjas blancas, una remera color negra con capucha mangas cortas, y unos botines de trabajo color marrón. Es de contextura física delgado, mide 1,75, es tez trigueña y de cabello largo. Según los familiares, que lo buscan en forma desesperada, la última vez que se lo vio fue en la ciudad de Orán. Desde la Policía confirmaron a Radio A que hasta hoy, no hay novedades de su paradero. Cualquier dato debe sobre su paradero debe ser informado a las dependencias policiales.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...