Una lectora de El Tribuno denució que el pasado feriado del jueves 1 de enero se dio con una imagen "dantesca" en la villa veraniega de San Lorenzo, en inmediaciones a la avenida San Martín al 2700.
Allí, cuando hacía un paseo en los alrededores encontró en un área boscosa dos perritos que habían sido cruelmente ahorcados y dejados en el lugar. Inmediatamente dio aviso a la policía del lugar, la que se encargó de quitar a los animales, según relató en comunicación con El Tribuno vía Whatsapp.
Luego, compartió también en las redes sociales lo que había registrado su cámara y dijo: "No puedo creer lo que mis ojos, inmersos en la lágrimas, vieron esta tarde del 1ero de enero, en la villa turística de San Lorenzo. El salvajismo humano ha superado toto límite, dejando en mí una indignación y amargura... al no poder ayudar en su momento a estas criaturas inocentes, tan fieles a nosotros".
Una forma de violencia social
"Una sociedad violenta trata mal a sus animales, mientras que una sociedad pacífica no lo hace"
El caso que la lectora denuncia no es el primero que llega por las diferentes vías de comunicación que ofrece El Tribuno ni el primero que se comparte en redes sociales. Por el contrario, la sociedad muestra cada vez más recurrentemente indignación ante historias similares. La última, había sido la de un comerciante de la peatonal Alberdi que aparentemente tiraba aceite hirviendo a animales de la calle.
En respuesta a ello, la abogada María Elisa Rosa, engloba al maltrato animal como un tipo más de violencia social y "predicadora de otros tipos de violencia", por lo cual tiene que ser debidamente abordada.
¿Qué pensás que tendrían que h...
Rosa, quien es operadora de violencia familiar en la Fundación Lapacho y especialista en mediación familiar, destacó que no considera que haya más casos sino que "ha crecido mucho la conciencia del maltrato y la percepción del trato que hay que dar a los animales". "Tiene que ver con la visión antropocéntrica del mundo. Hoy los animales son considerados miembros de la familia y en algunos países incluso el maltrato contra un animal hogareño se engloba dentro de la violencia familiar", contó a El Tribuno.
"Los reclamos al respecto no son exagerados, dado que si queremos vivir en una sociedad pacífica no podemos dejar de atender ningún tipo de violencia", agregó la letrada quien también es miembro de la fundación APAN Salta (Asociación Protectora de Animales).
"El maltrato animal es un termómetro de la violencia social. Una sociedad violenta trata mal a sus animales, mientras que una sociedad pacífica no lo hace", concluyó Rosa.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

De 7 a 8.30 los colectivos será de uso exclusivo para alumnos, docentes y personal de salud y seguridad. ¿Estás de acuerdo con la medida?

Importante ahora

cargando...