La presencia de una víbora en el domicilio de la familia de Elva Córdoba, ubicado en calle Salta al 700, a escasos metros del Cementerio Municipal, de donde habría legado el reptil, preocupo sobremanera a los vecinos de ese sector de la ciudad que aún no salen de su asombro por lo ocurrido. Cabe mencionar que las serpientes, por lo general, están escondidas entre la gran cantidad de maleza y matorrales que hay en el entorno y que han proliferado por las lluvias que se han registrado en los últimos meses. En tal sentido, los vecinos solicitan a la secretaría de Obras Pública de la comuna local que trabaje con mayor ahínco sobre las malezas y matorrales que en los últimos días crecieron de manera considerable por las precipitaciones que se vienen registrando desde el año pasado. "Si el municipio trabaja con mayor responsabilidad evitaríamos que las malezas nos superen en todos los sectores de la ciudad, y de esta manera evitaríamos que alimañas, como las víboras lleguen hasta nuestra viviendas", expresó a El Tribuno un grupo de vecinos. Generalmente las serpientes son animales tímidos que no quieren tener nada que ver con la gente. Pueden ser beneficiosas porque comen ratones, babosas, gusanos, insectos y otras plagas y al mismo tiempo pueden ser alimento para otros animales silvestres como los halcones. Aunque la mayoría de especies de serpientes son inofensivas, hay algunas especies venenosas que pueden presentar riesgos para las personas y las mascotas.

Identificación de serpientes

Debido a que algunas serpientes pueden ser peligrosas, las autoridades sanitarias recomiendas no manipular ninguna serpiente si no está absolutamente seguro de qué tipo es. "De ser así y no sabe con qué tipo de serpiente está tratando, trate la serpiente como si fuera venenosa. No la manipule y mantenga a los niños y mascotas alejados de ella", explicaron.

Medidas a tener en cuenta

En cuanto a las medidas que la persona debe tener presente para evitar mordeduras o picaduras de serpientes, se recomiendan las siguientes: no introducir las manos en huecos de árboles, nidos o cuevas, ni debajo de troncos caídos, pilas de leñas o piedras, ni salte estos obstáculos sin ver previamente donde caerá. Inspeccionar primero con un palo. Usar calzado cerrado, preferentemente de caña alta, de cuero o goma gruesa, cuando concurra a la zona rural. Limpiar una superficie amplia alrededor de la vivienda o el campamento. "Las víboras evitan lugares sin maleza o yuyos". No dejar restos de comidas o hacer fuego cerca de la casa o carpa porque los alimentos o cenizas calientes atraen a roedores y por ende a las víboras. Ante un cambio repentino de clima o la proximidad de tormenta eléctrica, cerrar aberturas domiciliarias a fin de evitar el ingreso de víboras en busca de refugio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...