¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

¿Qué pasó con la hija de Ehizaguirre, el cantante de Los Nocheros?

Jueves, 26 de febrero de 2015 00:01
Dos versiones diametralmente opuesta invadieron las redes sociales desde martes a la tarde cuando se conoció la noticia de que algo grave había sucedido con la hija de Rubén Ehizaguirre, uno de los integrantes del conjunto Los Nocheros. La primera dio cuenta que Constanza María, una adolescente de 15 años, había sido secuestrada en Capital Federal y abandonada en Escobar, provincia de Buenos Aires. La segunda, de que la jovencita se había escapado del hogar, a aparentemente por problemas familiares.
Enterado de la situación, su padre viajó de urgencia de Salta a Buenos Aires. "Está golpeada y asustada. Todavía no sé nada, me voy a enterar de todo ahora. Fue acá en Capital. Sabían quién era, trataron de sacarle información, por eso la golpearon", expresó Ehizaguirre al canal TN al desembarcar en el aeropuerto. La voz del destacado conjunto folclórico salteño dijo que la raptaron en el barrio porteño de Palermo, a donde había concurrido a sus habituales clases de danza.
Hasta ese momento lo que se sabía es que Constanza fue interceptada en horas de la mañana por delincuentes que la subieron a un auto, que la golpearon y que la retuvieron por cerca de ocho horas. "Cuando la fui a buscar a la academia, me dijeron que nunca había entrado", declaró el chofer del remís que habitualmente la retiraba de las clases. Al efectuar las consultas del caso, le comunicaron que la chica no había concurrido a la academia, por lo que de inmediato se comunicó con su madre, María Genoveva Arroyo, quien de inmediato presentó la denuncia en la Policía. En horas de la tarde del mismo martes Constanza apareció en Escobar, donde fue auxiliada por una familia, a quien le relató que la habían secuestrado, que la golpearon y que la interrogaron acerca de si, efectivamente, era la hija de Ehizaguirre, y que luego la arrojaron de un auto.
Cambio radical

La noticia del secuestro comenzó a desteñirse con el correr de las horas, cuando la hija de Ehizaguirre fue conducida a la Fiscalía Nacional en lo Criminal 43. Allí Constanza habría dado otra versión de los hechos y que lo del rapto habría sido un argumento para ocultar las verdaderas causas de su desaparición.
"La hija del cantante de Los Nocheros se quebró y asumió que mintió sobre su secuestro", publicó ayer "Primicia ya", un sitio de internet que sube información de la farándula. La página señala que "según trascendió, la menor se negaba todo el tiempo a contestar el interrogatorio al que era sometida, hasta que se quebró y contó toda la verdad: Fingí el secuestro porque no quiero estar con mi mamá y quiero volver a Salta". Este comentario ya había tomado cuerpo el mismo martes en la redes sociales.
A partir de ese momento, los padres de la adolescente se llamaron a silencio. El celular de Rubén Ehizaguirre no respondió a ninguna de las llamadas. De Constanza tampoco se dijo nada. Lo último que se supo es que había sido internada.
Otro interrogante
Lo que no se pudo confirmar oficialmente es si, efectivamente, Constanza María Ehizaguirre presentaba lesiones en su cuerpo, como se dijo en un primer momento. La familia que la encontró en la localidad bonaerense de Escobar, declaró a los medios que la adolescente presentaba raspones en los brazos y que daba muestras de estar muy asustada.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Dos versiones diametralmente opuesta invadieron las redes sociales desde martes a la tarde cuando se conoció la noticia de que algo grave había sucedido con la hija de Rubén Ehizaguirre, uno de los integrantes del conjunto Los Nocheros. La primera dio cuenta que Constanza María, una adolescente de 15 años, había sido secuestrada en Capital Federal y abandonada en Escobar, provincia de Buenos Aires. La segunda, de que la jovencita se había escapado del hogar, a aparentemente por problemas familiares.
Enterado de la situación, su padre viajó de urgencia de Salta a Buenos Aires. "Está golpeada y asustada. Todavía no sé nada, me voy a enterar de todo ahora. Fue acá en Capital. Sabían quién era, trataron de sacarle información, por eso la golpearon", expresó Ehizaguirre al canal TN al desembarcar en el aeropuerto. La voz del destacado conjunto folclórico salteño dijo que la raptaron en el barrio porteño de Palermo, a donde había concurrido a sus habituales clases de danza.
Hasta ese momento lo que se sabía es que Constanza fue interceptada en horas de la mañana por delincuentes que la subieron a un auto, que la golpearon y que la retuvieron por cerca de ocho horas. "Cuando la fui a buscar a la academia, me dijeron que nunca había entrado", declaró el chofer del remís que habitualmente la retiraba de las clases. Al efectuar las consultas del caso, le comunicaron que la chica no había concurrido a la academia, por lo que de inmediato se comunicó con su madre, María Genoveva Arroyo, quien de inmediato presentó la denuncia en la Policía. En horas de la tarde del mismo martes Constanza apareció en Escobar, donde fue auxiliada por una familia, a quien le relató que la habían secuestrado, que la golpearon y que la interrogaron acerca de si, efectivamente, era la hija de Ehizaguirre, y que luego la arrojaron de un auto.
Cambio radical

La noticia del secuestro comenzó a desteñirse con el correr de las horas, cuando la hija de Ehizaguirre fue conducida a la Fiscalía Nacional en lo Criminal 43. Allí Constanza habría dado otra versión de los hechos y que lo del rapto habría sido un argumento para ocultar las verdaderas causas de su desaparición.
"La hija del cantante de Los Nocheros se quebró y asumió que mintió sobre su secuestro", publicó ayer "Primicia ya", un sitio de internet que sube información de la farándula. La página señala que "según trascendió, la menor se negaba todo el tiempo a contestar el interrogatorio al que era sometida, hasta que se quebró y contó toda la verdad: Fingí el secuestro porque no quiero estar con mi mamá y quiero volver a Salta". Este comentario ya había tomado cuerpo el mismo martes en la redes sociales.
A partir de ese momento, los padres de la adolescente se llamaron a silencio. El celular de Rubén Ehizaguirre no respondió a ninguna de las llamadas. De Constanza tampoco se dijo nada. Lo último que se supo es que había sido internada.
Otro interrogante
Lo que no se pudo confirmar oficialmente es si, efectivamente, Constanza María Ehizaguirre presentaba lesiones en su cuerpo, como se dijo en un primer momento. La familia que la encontró en la localidad bonaerense de Escobar, declaró a los medios que la adolescente presentaba raspones en los brazos y que daba muestras de estar muy asustada.

PUBLICIDAD