La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección e inflamación del útero, ovarios y otros órganos reproductivos femeninos. Esta causa cicatrices en estos órganos y puede conducir a infertilidad, embarazos ectópicos, dolor pélvico, abscesos y otros problemas graves. La enfermedad inflamatoria pélvica es una de las causas de infertilidad más prevenibles en Estados Unidos.
La gonorrea y la clamidia, dos enfermedades de transmisión sexual son las causas más comunes, pero existen otras bacterias que también pueden causarla.
1.- Usted está en riesgo si:
2.- Tiene una vida sexual activa y es menor de 25 años
3.- Tiene más de una pareja sexual
4.- Utiliza duchas vaginales
Algunas mujeres no tienen síntomas. Otras tienen dolor en la parte baja del abdomen, fiebre, secreción vaginal con mal olor, hemorragia irregular o dolor durante las relaciones sexuales o al orinar. Los antibióticos pueden curar esta enfermedad. Es importante iniciar el tratamiento temprano ya que esperar demasiado aumenta el riesgo de infertilidad.
Otros síntomas pueden ser sufrir escalofríos, sentirse muy cansada, sentir dolor al orinar, tener una micción frecuente, cólico menstrual que duele más de lo habitual o dura más de lo normal, sangrado o manchado inusual durante el periodo, inapetencia, náuseas, vómitos, susencia de la menstruación y tener relaciones sexuales dolorosas.
Usted puede tener una EIP y no presentar síntomas. Por ejemplo, la clamidia puede causar EIP sin síntomas. Las personas que experimentan un embarazo ectópico o infertilidad a menudo padecen EIP causada por clamidia. Un embarazo ectópico es cuando el óvulo crece por fuera del útero. Esto pone en peligro la vida de la madre.
Pruebas y exámenes
El médico puede hacer un examen de la pelvis para buscar:
Sangrado del cuello uterino, que es la abertura hacia el útero. Flujo que sale del cuello uterinol. Dolor cuando se toca el cuello uterino. Sensibilidad en el útero, las trompas de Falopio o los ovarios.
Le pueden hacer exámenes de laboratorio para buscar signos de infección:
Proteína Creactiva (PCR). Tasa de sedimentación eritrocítica (ESR, por sus siglas en inglés). Conteo de glóbulos blancos. Otros exámenes comprenden: Exudado de la vagina o el cuello uterino. Esta muestra se analizará para buscar gonorrea, clamidia u otras causas de EIP.
Ecografía o tomografía computarizada de la pelvis para ver qué otra cosa puede estar causando los síntomas.
La apendicitis o las cavidades de infección alrededor de las trompas y los ovarios pueden causar síntomas similares.
Con frecuencia, el médico le empezará a dar antibióticos mientras espera los resultados del examen.
Si usted tiene EIP leve
El médico le indicará una inyección que contiene un antibiótico. La mandarán a casa con pastillas de antibióticos para tomarlas hasta por dos semanas. Usted necesitará asistir a un control cuidadoso con su médico.
Si usted tiene EIP más grave
Puede requerir hospitalización. Le pueden dar antibióticos por vía intravenosa. Posteriormente, le pueden dar pastillas de antibióticos por vía oral.
Existen muchos antibióticos diferentes que pueden tratar la EIP. Algunos son seguros para mujeres embarazadas. El tipo que usted tome depende de la causa de la infección. Usted puede recibir un tratamiento diferente si tiene gonorrea o clamidia. Si su EIP es provocada por una infección sexual su pareja sexual también debe recibir tratamiento.
BREVÍSIMAS...
Las experiencias sexuales que toda mujer debe probar
Al menos una vez en la vida. Si luego te enganchas es cosa tuya. Tanto si te suena, a primera vista, sucio, embarazoso o deliciosamente morboso, tienes que probar estas experiencias sexuales, al menos, una vez en la vida.
Pero hay que tener cuidado, porque según Cosmopolitan España hay muchas opciones en las que te puedes enganchar.
1. Tener sexo con un chico que tenga un gran pene
Por supuesto que el tamaño no importa cuando estás con el chico adecuado pero si él no va a ser “tu chico”, no te estanques en eso de me encantan sus ojos y su voz cuando lo hacemos y ten alguna experiencia sexual (si se pone a tiro) con un chico que tenga un miembro XXL.
2. Experimentar orgasmos que te hagan perder la cabeza
Los franceses no llaman al orgasmo “la pequeña muerte” por gusto. No decimos que cada encuentro sexual te vaya a dejar temblando y con el pulso desbocado pero sería un crimen pasar por la vida sin experimentar una buena cantidad de estas sensaciones.
3. Tener sexo con un colega
Ambos estáis bebidos cuando, de repente, su estúpido flequillo y fea camisa se te hacen extrañamente atractivos. Lo siguiente que recuerdas es que estás a oscuras, riendo incómoda mientras te sorprendes de lo calientes que están sus hombros.
4. Hacerlo en una postura sexual difícil
Eso sí, si te has propuesto probar una postura rara del Kamasutra en la que haya que contorsionarse, asegúrate de que a tu partenaire no le importe aliviarte un calambre en la pierna.
5. Hacer un trío
No decimos que te conviertas en una esclava de las orgías, pero puede ser divertido como fin de fiesta acabar liándote con un par de chicos. Una vez que pase el momento incómodo de la proposición y estés más suelta, prepárate para la diversión.
6. Practicar sexo estando enfadada
Ten en cuenta que el sexo enojada es diferente al que se tiene para hacer las paces. Mientras que el último es más: “Oh mi amor, te quiero tanto que no puedo creer que no te acordaras de nuestro aniversario”, el enojado sería más bien: “¿Te gusta esto imbécil? Bueno, pues no te voy a dar nada porque ahora mismo te odio”.
7. Hacerlo con una chica
Necesitas experimentar con una chica al menos una vez en la vida y no, eso no te convierte automáticamente en lesbiana. Bueno, podría, pero no lo sabrás hasta que lo pruebes. Hacerlo con una chica es una manera de explorar tu sexualidad.
8. Practicar el amor propio
No nos estamos refiriendo a que te plantes delante del espejo y repitas como un mantra: “Soy un buen partido. Me encanta mi cuerpo”, estamos hablando de que te veas tan atractiva como te haría sentir un chico. Así que calienta tus manos e invierte en un buen vibrador.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...