En la audiencia de ayer, el cura Agustín Rosa se negó a declarar con el argumento de que hará su descargo por escrito. "Vamos a hacer un análisis de las denuncias y el padre se comprometió a responder todas y cada una de esas imputaciones que la fiscal le hizo conocer", expresó su abogado defensor Raymundo Sosa. Según el letrado, a partir de allí el sacerdote se pondrá a disposición de la Justicia para contestar todas las dudas que surjan.
"Para mí las imputaciones carecen de sustento y por eso estamos tranquilos", afirmó Sosa. A mismo tiempo el penalista sostuvo que "en la sociedad se ha generado toda una sicosis por los casos de los curas denunciados por abuso sexual en la provincia de Mendoza. Sin embargo, nadie puede asegurar que en todas las iglesias haya curas abusadores".

Junta médica

La jueza de Garantías Ada Zunino dispuso que una junta médica del Poder Judicial realice hoy de nueva evaluación del estado de salud del sacerdote Rosa en el sanatorio privado donde está internado desde el miércoles último. El objetivo es saber si se ha recuperado de sus dolencias y en tal caso determinar dónde será alojado en su condición de detenido. Se sabe que su destino sería la unidad penal de Villa Las Rosas. Mientras la magistrada evalúa el pedido del defensor Sosa para que el sacerdote cumpla la detención en su domicilio de finca La Cruz, se supo que la fiscal Luján Sodero solicitó ayer la prisión preventiva del religioso. El pedido lo hizo ante Zunino una hora después de que le hiciera conocer a Rosa el tenor de las denuncias que pesan en su contra y el delito que se le imputa.
En un principio todo hace suponer que el requerimiento del abogado defensor y la prisión preventiva solicitada por la fiscal Sodero podrían resolverse el próximo lunes. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de que ambas cuestiones sean resueltas en la jornada de hoy

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...