María Gracia contó que el acoso de la exmonja Pacheco llegó al punto máximo cuando en una oportunidad ésta se presentó en su domicilio sabiendo que sus padres no estaban. "Como yo había dejado de ir por unos días a la iglesia, me dijo que no aguantaba no verme, que me extrañaba", declaró. Acto seguido le pidió que le mostrara su habitación y describió ese episodio en estos términos: "Me dice que su sueño era tener relaciones en mi cuarto, me tiró a la cama y volvió a abusar de mí". La joven aseguró que de los abusos que sufría tenían conocimiento la madre superiora María Luz, cuyo nombre verdadero es Daniela Mónica Olmos, la hermana Ruth y los sacerdotes Josué, Juan María y Pío. Comentó que luego del episodio en su domicilio concurrió a la parroquia y que a la salida Pacheco la esperó enojada. "Me dijo que sus superiores se habían enterado que estuvo en mi casa y que le dieron a elegir entre irse o no tener más contacto conmigo", recordó. Según María Gracia, la exmonja daba muestras de estar fuera de sí y le manifestó lo siguiente: "Me dice que si decidía irse a Entre Ríos se animaría a hablar con mi madre para que me fuera con ella y esto me asustó muchísimo". Tras estos sucesos Pacheco fue trasladada a Cachi y luego al sur del país donde el cura Rosa abrió otro centro de clausura y que dejó de tener contacto con ella. A los 18 años María Gracia decidió ser monja e ingresó al instituto creado por Rosa. Años más tarde se conectó a través de facebook con Pacheco y ésta le comentó que había dejado los hábitos. "Me dijo que quería vivir su sexualidad de manera libre y que seguía enamorada de mí. Yo estaba en Barcelona y entonces tomé conciencia de todo lo que pasé, decidí escapar del instituto y recién pude contarle todo a mis padres", expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...