Los 168 pacientes que resultaron internados luego de ingresar por guardia determinaron un fin de semana de saturación en el hospital San Bernardo. Las consultas en el sector de emergencias llegaron a 870, de las cuales el número de internaciones ocasionó que las camas no dieran a basto.
"Al no haber altas en los otros servicios durante el fin de semana la cantidad de camas que necesitamos algunas veces no dan a basto para satisfacer toda la guardia y algunos pacientes tienen que esperar en camilla", dijo el subgerente del hospital Jorge Coronel.
"Este fin de semana hubo muchos pacientes. Otras veces tenemos menos, o bien hay más pacientes ambulatorios que no necesitan internarse", aseguró Coronel.
Dentro de las causas más frecuentes en las consultas por el servicio de guardia del nosocomio figuran los accidentes de tránsito y politraumatismos, pero también los cuadros de deshidratación, problemas digestivos y diarreas, estos últimos ocurren generalmente de la época estival. Además de descompensaciones por problemas cardiorrespiratorios y los relacionados a la diabetes.

Quirófanos

Según lo informado desde la subgerencia del hospital, las obras de readecuación y construcción de nuevos quirófanos comenzarán en marzo.
En este sentido, explicaron que dentro de las mismas están previstos dos quirófanos para el sector de la guardia.
"Desde marzo se readecuarán los que ya están y se pondrán otros en funcionamiento como los dos quirófanos en la guardia para atender las emergencias directamente allí", expresó el subgerente quien adelantó que está programado un plan de contingencia con los otros hospitales mientras duren las obras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...