"Fui amigo del viento... Lo vi libre y me enamoré. Va y viene, y yo también", confesó Chifri en su libro Después del abismo, y nadie duda de esa verdad profética. La fuerza del espíritu de Chifri reina en el El Toro e inspira las más filantrópicas acciones. Quizás por eso el domingo ocurrió algo inédito entre los cerros: 55 músicos de la Orquesta Sinfónica de Salta, sin mandato oficial, por iniciativa personal, dieron un concierto magistral en El Alfarcito para el deleite de los vecinos de las 25 comunidades de los cerros de Rosario de Lerma. Los acompañó la genial coplera Mariana Carrizo, quien despertó suspiros de cajas entre las montañas. Los artistas llevaron donaciones de medicamentos para surtir el puesto sanitario de El Alfarcito y alimentos no perecederos entre otros artículos que volvieron solidaria esta jornada lujosa, sin precedentes. Los músicos de la Orquesta con sus instrumentos se ubicaron en un escenario armado delante de la capilla donde descansan los restos del padre Chifri. El concierto comenzó con la Serenata Nocturna de Schubert, seguida por piezas de Beethoven. Luego Mariana Carrizo interpretó Zamba de los Mineros, Solo de Coplas, La Pomeña, Doña Ubenza y La Arenosa, entre otros temas. Las alumnas del colegio secundario El Alfarcito Martina Olmos y Virginia Olmos subieron al escenario a cantar coplas con la genial artista salteña y conquistaron al público.

"Lo increíble de esta experiencia es que los músicos de la Sinfónica quisieron venir por motus propio a conocer la obra de Chifri y a tocar en El Alfarcito, no vinieron en comitiva oficial. Fue un día de emociones porque la presencia de Chifri vibra fuerte, su obra contagia cada vez más entusiasmo", expresó Daniel Canónica, actual presidente de la Fundación Alfarcito. Destacó: "La gente lloraba de emoción, los músicos se comportaron como si estuviesen tocando en el Teatro Colón, tenían el profesionalismo que ponen en las mejores interpretaciones. Es la primera vez que salen en una gira así, movidos por una pasión invisible que solo es capaz de provocar Chifri. Mariana Carrizo fue un regalo para todos acá que la admiran especialmente".

"En los días que organizábamos este espectáculo, los músicos me preguntaron qué necesitábamos en El Alfarcito, yo les dije medicamentos, así que llegaron con cajas de remedios para el puesto sanitario que tenemos acá, pero El Alfarcito necesita con urgencia que este puesto se convierta en un centro de salud para contar con un médico ya que hasta ahora solo tenemos un enfermero, Luis, que es extraordinario, pero las necesidades de la zona superan a un enfermero", pidió Daniel Canónica.

Contó que "Luis le salvó la vida a mucha gente, incluso a un turista le dio un infarto y el enfermero le salvó la vida. Quedó tan agradecido e impactado por la obra de Chifri, que apadrinó a Belén, una joven de Cerro Negro de Tejada, para que estudie Magisterio en Salta".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...