"En Anta hay una  banda similar a la  del exjuez Raúl  Reynoso"

"Hago saber a vuestra señoría que vivo una vida completamente feliz y que no tengo intención de quitármela. Asimismo, cualquier daño que se produzca a mis bienes, mi persona o mi privación de la libertad se la atribuyo directamente al doctor Gonzalo Amado. Justicia". El párrafo es el último de una larga denuncia que el doctor Luis Pablo Ibáñez plasmó en contra del fiscal Penal de Joaquín V. González, Gonzalo Gómez Amado, y la doctora Dana Segovia, a quienes acusó de "cohecho, tráfico de influencias y asociación ilícita", entre otros cargos. "En Anta actúa una banda similar a la del exjuez Raúl Reynoso", apuntó el denunciante.

Las acusaciones en contra de sus colegas de Anta tienen su origen en la causa Jorge Bejarano, historia que "quedará para más adelante", le dijo aEl Tribunoel abogado agredido, Luis Ibáñez. "Hace un mes hice una denuncia penal contra el fiscal Amado y contra la abogada Dana Segovia, donde básicamente los acuso de tener un "quiosco' paralelo a la Fiscalía donde ella actúa como la recaudadora y él le permite el acceso a distintos "negocios'. Mi acusación es por cohecho, tráfico de influencias y asociación ilícita".

Ibáñez expresó que además de la doctora, quien trabajaría para el Fiscal de Anta, "hay otros abogados que también forman parte de la organización. En este momento la denuncié a ella pero más adelante, cuando veamos cómo avanza la investigación, vamos a actuar contra el resto", apuntó convencido el letrado salteño. "Hace un mes hice la denuncia, después me fui a México y al regresar anduve por Joaquín V. González para ver las distintas causas en las que trabajo, una localidad donde los periodistas viven y ejercen la profesión en medio del temor".

En su estadía en esa localidad, Ibáñez fue invitado por el periodista local Daniel Barbosa, quien le realizó un reportaje que duró casi una hora y media, donde "expuse todo lo que había denunciado", recordó el profesional del Derecho. Tras hacer público lo denunciado, se retiró de la radio local. "Al salir del lugar con el periodista y su familia observamos la llegada de un Toyota Corolla desde donde se bajó el agresor, Carlos Ferro Podestá, primo del fiscal Amado y esposo de la abogada Segovia, y me dijo en tono desafiante: "Qué acaso no tenés idea de quién soy yo, por qué me tenés que nombrar' y me agredió con al menos 15 golpes en la cabeza y el rostro".

"La mafia Podestá"

Luego de la paliza recibida, "Ferro Podestá se dio a la fuga y a mí me trasladó el 911 al hospital, donde internado realicé la denuncia por la agresión y vuelvo a acusar al fiscal Amado como autor intelectual de lo que me pasó. El lunes voy a hacer lo mismo contra la abogada Segovia, quien es esposa del agresor", explicó una vez más el doctor Ibáñez. En la causa intervienen el fiscal Penal 1 de Metán, Sergio Castellano, y el juez de Garantías de Joaquín V. González, Héctor Guzmán.

"Hay que decir que los Ferro Podestá son una especie de mafia, un brazo ejecutor del poder político en Anta. Son matones que se dedican a reventar casas, toman predios y responden a un sector político muy ligado al diputado Sández. Todos le tienen miedo a esa organización, hasta los policías", volvió a acusar y desentrañar una supuesta red delictiva que, según Ibáñez, "se parece a la del exjuez Reynoso".

Puesto a dedo

En su cadena de denuncias para desentrañar la "mafia que existe en el departamento Anta", el doctor Luis Ibáñez, en tono de indignación, sostuvo que el "fiscal Gómez Amado no tiene autoridad ni moral ni intelectual en el cargo, porque es hijo del senador por Anta: Ernesto "Pata" Gómez. Fue el senador quien puso a su hijo como fiscal de Anta para que proteja sus intereses políticos".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...