La policía asistió a  personas con sus  casas inundadas

Flavio Palacios interior@eltribuno.com.ar

Decenas de casas anegadas, algunas de barrios bien construidos y otras de un asentamiento y varias familias que tuvieron que ser evacuadas por la policía en medio de la tormenta registrada el sábado por la noche, fue el saldo de una lluvia de unos 100 milímetros en total.

“Es cierto que llovió continuamente durante varias horas, pero no fue una tormenta tan abundante como para que la mitad del pueblo se inunde como ocurrió. Esto pasó por la falta de previsión de la Municipalidad, que no limpió a tiempo todos los canales de desage”, comentó un vecino de nombre Francisco ante la consulta telefónica realizada por El Tribuno.

La policía acudió en socorro de las vecinos más perjudicados, que fueron los ubicados en el asentamiento Facundo Quiroga y los evacuó a zonas altas y seguras, como una escuela cercana.

Allí, el mismo domingo, los uniformados promovieron un ropero comunitario y brindaron un desayuno a las personas afectadas por las inclemencias climáticas.

Al personal policial se sumó gente de la Secretaría de Asistencia Social de la Municipalidad, que brindó contención a los vecinos.

Desde la Unidad Regional 5 de la Policía de la Provincia informaron que una situación similar vivieron algunos vecinos del paraje Piquete Cabado, distante a pocos kilómetros de aquí, donde algunas viviendas también resaltaron anegadas por la tormenta.

“Tanto en González como en Piquete hubo familias que perdieron lo poco que tenían, así que ahora hay que conseguirles ropa, colchones, camas, chapas, de todo un poco para que reconstruyen sus hogares y puedan reanudar sus actividades diarias”, agregó el vecino consultado.

“Una vez más se puso de manifiesto un arduo trabajo del personal de la Comisaría 50 y demás dependencias con asiento en esta ciudad. Ellos asistieron a 4 familias conformadas por niños, adolescentes, y cuatro mujeres mayores, quienes fueron trasladadas al Salón de la Casa de la Cultura de la ciudad anteña”, informaron por su parte desde la policía provincial.

Y recordaron que “en Piquete Cabado se realizó un relevamiento similar, constatándose cinco viviendas que registraron daños y pérdidas materiales, cuyos moradores también fueron asistidos por los uniformados y puestos a buen resguardo”.

Falta de mantenimiento

Algunos vecinos de los barrios Docente y Roberto Romero informaron que lo que pasó es que “desbordó el canal de desage que corre por nuestros barrios, porque estaba totalmente tapado de malezas y barro. Ahora nosotros tenemos que pagar las consecuencias de que nuestras casa se hayan inundado por la inacción del personal de la Municipalidad”.

Una vecina del barrio Facundo Quiroga, ubicado del otro lado de las vías, que comenzó como asentamiento y de a poco se va urbanizando informó que “aquí las calle eran imposible de cruzar por la cantidad de agua que corría”.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...