En una recorrida por los principales negocios de la ciudad de General Gûemes y en diálogo con sus propietarios, El Tribuno pudo acercarse a la realidad respecto de lo que está pasando en los comercios y en los consumidores tras la implementación del programa Precios Transparentes.
Tras una semana, los cambios no son muy notorios.
La ciudad de Gemes no cuenta con grandes casas de comercio, pero unas tres o cuatro estuvieron adheridas a la propuesta de Ahora 12 o Ahora 18.
"Nosotros seguimos como antes: con pagos hasta tres cuotas y después los intereses correspondientes. Pero en nuestros negocios se maneja más el dinero en efectivo. No tenemos previstos cambios o grandes aumentos de precios", expresó Miguel Segura, dueño del supermercado más conocido de la ciudad.
La comunidad aún no está muy metida en el tema, la mayoría no prestó mucha atención a los anuncios de cambios y los que incorporaron alguna información consideran que, probablemente, van a comprar más caro.
"En mi caso voy a mantener las cosas como en enero; no he notado una disminución en las ventas, pero si llegase a disminuir creo que será por la falta de dinero o trabajo. En ciudades chicas, la posibilidad de diálogo con el propietario de un comercio permite negociar precios y forma de pago, y si pagan de contado siempre hay un descuento", expresó por su parte Víctor Guerrero, dueño de una relojería y regalería.

Negocios familiares

Los comercios familiares de venta de ropa, calzado o marroquinería tampoco registraron cambios.
En estos casos, a las ventas de contado o con tarjeta le suman el "crédito por amistad", que es un pacto entre comprador y vendedor en el que se establece un precio previamente: si la compra es en cuotas, el comprador realizará entregas mensuales hasta cancelar la deuda.
"La gente no consulta sobre esta nueva normativa en el pago con tarjetas; creo que no tienen demasiada información. Nosotros tampoco realizamos cambio alguno, seguimos trabajando como el año pasado", expresó Mariana, propietaria de una boutique.
En cuanto a las cadenas de venta de electrodomésticos, sí realizaron los cambios exigidos con exhibición de precios de contado y con tarjeta a un solo pago.
"Hasta ahora no notamos cambios en la actitud de la gente. Preguntan por un precio, le damos el detalle de lo que cuesta de contado y también el monto de las cuotas que deberían pagar por la compra con tarjeta. Si las cuotas están a su alcance realizan la operación. Creo que es muy pronto como para que tengamos una idea clara sobre cómo nos pueden afectar estos cambios", expresó el gerente de una firma multinacional.
De las respuestas obtenidas en la consulta a los consumidores queda claro que todavía no tienen demasiado conocimiento sobre el tema y tampoco demuestran mucha preocupación, pero hay que tener en cuenta que se trata de la primera semana. Probablemente a fines de febrero las respuestas sean otras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...