Autos abandonados:  un área indefinida de responsabilidades

Bernardita Ponce Mora locales@eltribuno.com.ar

 

Un Fiat 147, un Renault 9, un Chevrolet Corsa, dos Partner Peugeot, un Volkswagen Gol, un Peugeot 405, un Fiat 1 y un Chevrolet Prisma son algunos de los vehículos abandonados frente a la comisaría 15 de San Remo. Adentro, el patio está ocupado por 35 motocicletas y una decena de bicicletas. Este escenario se repite en las calles que circundan la comisaría 2ª y la 9ª, entre otras. Lo insólito es que esto sucede en un contexto de caos en el tránsito de la ciudad, con poco espacio para el desplazamiento de vehículos y de peatones.

Ana Antonietti, una vecina de San Remo, se comunicó con El Tribuno para problematizar esta realidad bien salteña. Las inmediaciones de cualquier comisaría están adornadas por "cadáveres" de automóviles, de los cuales la mayoría participó en algún siniestro vial y cuyo destino final aguarda la orden de alguna autoridad responsable. La Policía, la Justicia y Tránsito se disputan su protagonismo a la hora de dar respuestas. Estas instituciones argumentan que también hay desidia de los propietarios que deben retirar los vehículos, una vez que son liberados.

"A la vuelta de la plaza hay autos chocados, quemados y llenos de mugre hace como tres o cuatro años. Los chicos juegan ahí y la escuela primaria está al costado. Ni siquiera el barrendero puede pasar la escoba. También hay camiones acoplados. Es un peligro", comentó la vecina. Advirtió que el anfiteatro, que está a la vuelta, está "totalmente abandonado" y que enfrente una señora pone autos viejos. Contó que otro vecino también tiene autos en desuso, que ocupan la vía pública. "Al lado del anfiteatro hay un tanque de agua que no se limpia. Es un foco infeccioso", observó.

Una "zona gris"

Los autos están en esta situación por secuestros o por siniestros viales, en su mayoría. Si en un accidente hay lesiones, la competencia es judicial. Si solo se dañan los vehículos, la competencia es policial.

La Policía de la Provincia aclaró que la situación de cada vehículo "es un caso particular", y que debe analizarse individualmente. El Poder Judicial admitió que hay una "zona gris" con respecto a este tema.

Ambas instituciones se comprometieron a saber si deben hacerse cargo de los vehículos.

El papel municipal

La Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Vial no puede intervenir en estos casos hasta que haya una orden policial o judicial.

Miguel Ángel Vale, jefe del Departamento de Estacionamiento Medido, evaluó que esos vehículos no deberían estar en las calles, sino en un predio hasta que se resolviera la situación de cada uno. "Les roban objetos, se acumula mugre y obstruyen la circulación. Hay un descontrol total", dijo.

"No hay una política de seguridad vial; se trabaja tapando agujeros. La ciudad creció muchísimo. Sería bueno dividir en delegaciones: norte, sur, este, oeste y una central. Si quieren que el tránsito mejore, hay que invertir. Necesitamos más gente, más vehículos y equipamiento nuevo para hacer un control eficiente", valoró.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...