¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
17 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

La exjefa de Bomberos finalmente quedó detenida por narcotráfico

La comisario Celia Beatriz Nieva fue sacada de su domicilio en calidad de detenida la noche del martes.La imputación formal de los cargos no se realizó aún. La fiscalía espera un informe confidencial.
Jueves, 30 de marzo de 2017 00:00

La jefa de la División Bomberos de la Policía de Salta, comisario mayor Celia Beatriz Nieva, fue detenida tras un allanamiento en su vivienda, en la calle Los Parrales del barrio Tres Cerritos, el martes a la noche.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La jefa de la División Bomberos de la Policía de Salta, comisario mayor Celia Beatriz Nieva, fue detenida tras un allanamiento en su vivienda, en la calle Los Parrales del barrio Tres Cerritos, el martes a la noche.

Según el Ministerio Público Fiscal, la imputación era inminente. Aunque no trascendieron los alcances de la misma, el propio jefe de Policía, Ángel Silvestre, aseguró anoche a El Tribuno que los cargos son por infracción a la ley 23.905, de narcotráfico.

La detención se produjo luego de que el lunes se secuestraran en ese mismo lugar 3,5 kilogramos de cocaína.

Lo que más llamó la atención no fue la detención de la comisario, algo prácticamente inminente, sino la de diversos familiares de la mujer policía, entre ellos su hermano Víctor Nieva y un hijo, Mauro Lizondo.

La fiscalía actuante no se quedó en barrio Tres Cerritos sino que simultáneamente ordenó la detención de otro sujeto vinculado con los hechos. Se trata de Mario Liquín, quien fue detenido en su domicilio de calle Lerma al 800. Trascendió que además de la droga también se encontró una importante suma de dinero, pero en el hermetismo de la causa nadie precisó la cantidad.

La comisario permanecía alojada hasta el cierre de esta edición en la sede de Infantería, en el barrio La Loma. En tanto sus hermanos, su hijo y el otro hombre detenido estaban en la Alcaidía Judicial.

La imputación finalmente quedó en suspenso ayer por unas horas a la espera de un informe confidencial que reflejaría el grado de complicidad en el acopio y venta de estupefacientes de la comisario mayor Celia Beatriz Nieva.

La caída de la funcionaria pública se produjo solo horas después de que la División de Drogas Peligrosas interceptara en la calle San Luis y Catamarca a uno de sus hermanos de la comisario, José Rafael Nieva, de 46 años, quien transportaba en su mochila sustancia estupefaciente fraccionada.

En la zona fronteriza

Según fuentes ligadas a la investigación, "la comisario detenida, por razones de trabajo, permaneció mucho tiempo viviendo en localidades del interior de la provincia por lo que sus hijos quedaron a cargo de su hermano José Nieva en la casa de Tres Cerritos. Tiempo atrás, un familiar de ellos, un primo que vivía en Bolivia, heredó una finca ubicada en la zona de frontera. Aparentemente esa persona está vinculada al tráfico de estupefacientes y le ofreció a José Nieva introducirse en ese negocio".

"Como él no tenía experiencia en eso, no conocía los códigos del ambiente del tráfico, le ofrecía la droga a todo el mundo y eso llegó a oídos de autoridades policiales y se inició la investigación", añadieron las fuentes.

Ayer numerosas fuentes cercanas a la policía aseguraron que a la comisario le hicieron una "cama". "Lo investigaron al hermano y planearon atraparlo con drogas pero querían asegurarse de que ella ya estuviera en la capital y en su domicilio cuando esto ocurriera", dijeron. Al respecto, el jefe de Policía dijo anoche que no hubo nada de eso, "en la Policía no hay internas", aseguró.

Fuerte suma de dinero

Trascendió de fuentes cercanas a la investigación que durante los allanamientos librados por la Justicia la policía secuestró, además de cocaína, una gran cantidad de dinero en efectivo que complicó mucho más a las personas detenidas. Se cree que este dinero hallado es producto de la venta y tráfico de estupefacientes realizados por la banda. 

“Siempre cumplió, su caída nos sorprendió a todos” 
El jefe de Policía dijo que apenas se enteró del caso la separó del cargo. 

“Somos 11.000 los efectivos en funciones actualmente y todos estamos dolidos por el tema. Pero es así, no podemos decir que por un caso todos estemos de alguna manera involucrados. La comisario mayor Nieva gozaba hasta este hecho de una trayectoria laboral impecable, es decir cumplió y llegó a la máxima jerarquía que un policía en actividad puede aspirar. Estos atributos la llevaron a la jefatura del Departamento Bomberos donde se desempeñaba”, aclaró el jefe de Policía.
El licenciado Ángel Silvestre dijo que no hubo allanamiento alguno cuando se produjo la detención del hermano de la comisario, sino que este sujeto al ser conducido a su domicilio, donde se hallaba la comisario Nieva, espontáneamente permitió la requisa de su dormitorio donde se hallaron los 3,5 kilos de cocaína. Allí se encontraba Celia Beatriz Nieva, quien no entorpeció en ningún momento la acción de la policía. 
En ese momento el fiscal no pidió la detención de la comisario, cosa que sí sucedió horas después cuando se libró una orden de allanamiento y la detención no solo de la comisario, sino de otros familiares supuestamente implicados.
Luego de estas medidas la comisario Nieva pasó a calidad de pasiva, es decir sin funciones hasta que la Justicia determine su grado de responsabilidad, que puede llegar a la baja si se comprobaran nexos con la actividad de narcotráfico.
Silvestre informó que inmediatamente se nombró un nuevo jefe para Bomberos, que quedó a cargo del comisario Víctor Puca. “Todo lo actuado estuvo bajo la órbita del Ministerio Público Fiscal y no hubo injerencia alguna de miembros de la fuerza”, aclaró.
.
.
 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD