La Argentina arrastra cuatro décadas de caída libre en producción, empleo, competitividad y distribución del ingreso.

La estructura sindical se transformó en un organismo de muchas cabezas, sin estrategia ni objetivos comunes y donde el mayor espacio lo ocupan los docentes o los transportes públicos. Antes, ese lugar dominante lo tenían los metalúrgicos y los ferroviarios. Pero la nueva CGT intenta incoporar a "los trabajadores de la economía popular". Es decir, intenta incluir en la lucha sindical a las economías de subsistencia. Y al trabajo en negro. Pero la legislación sigue siendo la misma que en los tiempos de José Rucci y Lorenzo Miguel. O casi.

La "industria del juicio" es un término peyorativo, al menos si se lo generaliza. Claro que un empleado que trabajó un mes y medio y gana un juicio por $ 4.500.000 no se va a llevar la plata. El negocio es del megaestudio que lo fue a buscar al hospital.

De todos modos, los trabajadores no pueden quedar desguarnecidos y ese derecho adquirido, sin una estructura jurídica inequívoca, puede tener una consecuencia: que a fuerza de litigios se desmorone aún más la fuente de trabajo. Eso es lo que piensan Macri, las ART y las pyme.

El empleador cree que si el juez no puede resolver el problema de los costos, no puede condenar a una empresa a la quiebra.

Los jueces salteños reaccionaron indignados al discurso de Macri: "La independencia judicial es garantía de los ciudadanos. Cuando reafirmamos la necesidad de respetarla y fortalecerla defendemos el sistema constitucional y democrático de derecho".

El problema del sistema productivo argentino tiene varias aristas: la jurídica -que debería ser una garantía para el sistema -; la económica, que hoy por hoy es una incógnita, y la política. ¿Existe la "industria del juicio"? Nunca faltan pescadores de río revuelto, pero los derechos de los trabajadores, de todos, no pueden quedar a la intemperie.

La otra pregunta: ¿Se puede seguir como hasta ahora? No, porque defender el derecho del trabajador es cuidar su ingreso y su fuente de trabajo. Eso sí: los dos a la vez.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...