La decisión de ser mamá está lejos de los estereotipos románticos

Por Nora Figueroa (espectaculos@eltribuno.com.ar)


Pensar en las mujeres hoy hace referencia a atributos referidos a fortaleza, pasión, intensidad, amorosidad, lucha, temores, profunda responsabilidad y compromiso con la sociedad.
Atributos todos que por supuesto se asocian a las madres, o mejor dicho a las mujeres que toman la decisión de ser madres. Así lo expresa la psicóloga (MP 331) Carina Salas, directora del Centro de Psicoterapias (CePsi). “La maternidad se vive hoy como fruto de una decisión personal; en la que muchas mujeres se debaten tiempos de desarrollo de carreras profesionales con tiempos biológicos que no siempre van de la mano”.
Para la profesional se evidencian múltiples transformaciones entre las distintas generaciones en las imágenes de maternidad. Así, existen aprendizajes que son transmitidos y reproducidos intergeneracionalmente; mientras que también existen otros que son recibidos de manera crítica y no siempre se reproducen, por ejemplo, en relación al rol de la maternidad en la identidad de una mujer. 

Por estos tiempos la imagen “romántica” de la mujer cómo madre se empieza a desterrar y los supuestos que giran en torno a ese rol de ternura infinita e incansable; la mejor etapa de la vida; la mamá como fuente de estabilidad emocional y proveedora de los cuidados emocionales; y como si ésto no fuese suficiente; mandatos de tiranía basados en cánones de belleza, resultan obsoletos. 

“Es muy fácil desempeñar un rol materno en momentos de bienestar y calma; el mayor desafío y la psicología enseña que el momento más propicio para los aprendizajes; son aquellos en los que la madre puede proveer seguridad emocional, aceptación y seguridad sin perder la mirada adulta. No siempre esta apertura a nuevos roles implica una distribución más equitativa; siguen existiendo desigualdades de géneros, sostenida muchas veces por la sociedad”, instruye Salas. 


Mamás en tribus
La invasión de información que llega desde todos los flancos es también para las madres de los nuevos tiempos un tema que genera controversia. No faltan las “maestra Siruela” expertas en todos los temas de maternidad que tiran consejos de nutrición, sueño, lactancia o las que ponderan el embarazo como la mejor etapa de la vida. “Para muchas mujeres nada más erróneo ya que deben luchar con cambios hormonales , físicos y emocionales que son difíciles de transitar; cuando no llenos de temores. ansiedades e inseguridades”, comenta la psicóloga. 

Pero también existen redes de contención o “tribus de madres”, que se acompañan en la crianza y en el proceso de maternar. 

Existen muchísimas y diversas “tribus” que unen a mamás que comparten angustias, frustraciones, alegrías, logros y experiencias. “Hablamos, nos abrazamos, compartimos miedos, dudas y sobre todas las cosas nos respetamos y apoyamos”, cuenta Jesabel Cirami que vive en Salta la experiencia de maternar en tribu. 

Son mamás que se fueron conociendo a través de diferentes posteos en Facebook dentro de un mismo grupo que lleva por nombre “Madres Desveladas”, ahí Jesabel posteó un largo texto en el que planteaba la necesidad de dejar de “romantizar” la maternidad, “porque una mamá también se cansa y no puede ir sola al baño... y mostré mi realidad”, así fue contactada e invitada ser parte de un grupo que cuando pueden se juntan y comparten momentos y experiencias. 
Reconocer que la maternidad no es cómo en las películas ni está “teñida de rosa” servirá para tener otra mirada sobre las personas que deciden ser madres de cualquier forma. 
Y seguramente todas las mamás atesoran miles de momentos felices, de besos pegoteados y llenos de puro amor. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...