Sin bono, los gremios esperan un gesto de la Provincia

La negativa rotunda del Gobierno provincial a la posibilidad de otorgar un bono de fin de año de $5.000 como el que dispuso la Nación para los trabajadores privados parece no desalentar a los dirigentes de gremios salteños, quienes, según un sondeo que hizo este diario, prefieren concentrarse en el reclamo de una paritaria para cerrar 2018 con un incremento en los sueldos de los estatales cercano al porcentaje de inflación anual, que superará el 40%.

En la misma línea se expresó ayer el gobernador Juan Manuel Urtubey, al volver a descartar un pago extra y apuntar a un aumento en los salarios.

"Venimos hablando con los trabajadores del sector público de privilegiar una suba remunerativa. Con el bono se cobran unos pesos y el mes que viene vuelve a bajar el sueldo, me parece que no es muy sustentable", consideró el mandatario tras un acto de entrega de vehículos a la Policía.

Otra postura se tuvo en 2017, cuando todavía había déficit fiscal en la Provincia pero igual se dio una ayuda extraordinaria de $3.200 dividida en dos cuotas que se pagaron en noviembre y febrero de este año.

En lo que va de 2018 la administración local tuvo que disponer aumentos para los empleados públicos en tres oportunidades. Las últimas dos se determinaron de manera unilateral, por decreto. En diciembre los trabajadores deberían terminar de cobrar el 27,5% de incremento total escalonado que se definió en octubre, aunque Urtubey abrió las puertas a una mejora de esos números.

"Vamos a tratar de llegar a lo más posible", dijo ayer el gobernador.

La pretensión de los gremios estatales es que haya una negociación salarial para poder discutir otras mejoras laborales además de los sueldos.

"Queremos la reapertura de la paritarias, es un derecho adquirido que tenemos. No se pueden resolver los salarios mediante decretos", señaló a El Tribuno el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Juan Arroyo.

Ese sindicato, que representa a unos 10 mil empleados provinciales, fue uno de los adherentes a la presentación que se hizo con todos los gremios estatales de un petitorio al jefe de Gabinete, Fernando Yarade, para que se retomen las negociaciones sobre los sueldos.

Sobre el bono, Arroyo dijo que prefiere que se incrementen los salarios.

De igual modo se manifestó el representante de los docentes de las escuelas técnicas, Eloy Vidal Alcalá.

"No soy partidario del bono, es un monto fijo que después desaparece en el sueldo", consideró el titular de AMET.

En tanto, el secretario general de la delegación salteña de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Gustavo Soto, dijo que el pago extra es "un paliativo que no cubre la pérdida del poder adquisitivo del trabajador". UPCN también tiene afilados en la Provincia y el gremio pudo acordar con el Gobierno nacional el bono de $5.000 para la planta de empleados de Nación.

Protesta

Hoy, desde las 8, habrá una manifestación de ATE en la plazoleta Cuatro Siglos en reclamo de la reapertura de las paritarias provinciales. En el lugar se instalará una carpa, según anunciaron desde el gremio.

Mañana también se realizará una protesta en el mismo punto y se sumarán otros sindicatos y agrupaciones sociales, por lo que puede haber (no lo quisieron adelantar) cortes de calles en el centro capitalino.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...